Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tania Libertad regresa a sus orígenes con “Por ti y por mí”

La cantante peruana Tania Libertad sonríe durante una entrevista sobre su nuevo disco, "Por ti y por mí", el jueves 7 de mayo del 2015 en la Ciudad de México. (AP Foto/Eduardo Verdugo)

MEXICO (AP) — Tania Libertad cuenta que tuvo tres nacimientos en su música. El primero cuando comenzó a cantar en Perú siendo niña, el segundo cuando llegó con el impulso de la juventud a México y el tercero con su más reciente disco, “Por ti y por mí”.

“Me senté después de ensayar con mis músicos, me tomé dos tequilitas y dije, ‘necesito comenzar de nuevo”’, relató el jueves en una entrevista con The Associated Press. “Para volver a nacer tuve que volver a hacer un concepto como mi primer disco”.

Ese disco, que grabó con apenas 9 años de edad, fue con tres guitarras y un solo micrófono. Su más reciente producción se hizo en tres días con tres guitarras, dos de ellas de Los Macorinos (los guitarristas de Chavela Vargas, Juan Carlos Allende y Miguel Peña) y otra del peruano Ángel Chacón, además de un micrófono traído directamente de su infancia.

“Compré dos por si se me perdía uno. Uno lo encontré aquí, lo tenía guardado un señor en Monterrey . y otro lo compré en Estados Unidos, ‘vintage’ (de época), con todos sus componentes originales”, apuntó. “Por eso pude grabar en cuatro horas todo, porque el micrófono le devolvió a mis oídos eso, canté con una comodidad increíble”.

Las canciones fueron grabadas de principio a fin y no se editaron ni “se cortaron en pedacitos”. También se acompañó por las pianistas que tocan regularmente en sus conciertos, pero que en este caso grabaron coros.

Fuera de eso no hay más. Sólo letras profundas y hondas como “Paloma negra” y “La cama de piedra”.

La cantante peruana Tania Libertad durante una entrevista sobre su nuevo disco, "Por ti y por mí", el jueves 7 de mayo del 2015 en la Ciudad de México. (AP Foto/Eduardo Verdugo)

La cantante peruana Tania Libertad durante una entrevista sobre su nuevo disco, “Por ti y por mí”, el jueves 7 de mayo del 2015 en la Ciudad de México. (AP Foto/Eduardo Verdugo)

“A veces para lograr lo sencillo lo tienes que hacer casi en un estado de inconsciencia para que te salga, porque si le echas mucho cerebro ya no sale”, dijo la artista.

Como parte de su regreso a los orígenes de Tania Libertad, incluyó tres valses peruanos: “Jamás impedirás” de José Escajadillo, quien cantaba con ella al principio de su carrera en Chiclayo, Perú; “Mi propiedad privada” de Modesto López, y “El tiempo que te quede libre” del mexicano José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”.

“Los peruanos creíamos que era un vals peruano”, dijo sobre esta última canción. “Lo cantábamos mucho”.

De Joan Sebastián incluyó “Diséñame”, que le oyó cantar en la boda de Armando Manzanero, y de Manzanero “Ese momento”. De Jorge Macías “Nube viajera”, el bolero favorito de Gabriel García Márquez, que desafortunadamente nunca le pudo cantar en vida.

“Como se la quedé a deber a mi Gabito dije ¡ahora es mi oportunidad!”, expresó.

Cuco Sánchez, José Alfredo Jiménez y Facundo Cabral fueron otros de los compositores elegidos por la cantante, quien a su vez exploró el lado femenino de la música a través de las grandes intérpretes de la canción popular.

“Me afloran mis influencias, una Lola Beltrán, me sale una Lucha Villa cuando canto ‘Fallaste corazón’, me identifico con ellas”, dijo. “Chavela (Vargas) a cada rato se aparece en el disco”.

El álbum se acompaña de un DVD con videos de todas las canciones. Fue grabado en un restaurante argentino de la Ciudad de México que tiene cava, barras, billar y un ambiente muy apropiado para tomarse un trago con Tania Libertad.

“Encontramos todo lo que necesitamos para proyectar este disco”, dijo la cantante. “Si aparezco en la cava tengo botellas de vino detrás, si aparezco en una barra está mi tequila ahí, siempre está el hilo conductor de todo esto, que es el sentimiento, y por qué no, un buen tequila”.

Un caso especial es el de “Noches de boda” de Joaquín Sabina, que incluyó en dos versiones.

“Quiero cantármela a mí porque me parece que eso es lo que yo siento cuando pienso en mi carrera, cuando termina un concierto, yo pienso ‘que el maquillaje no apague mi risa, que el equipaje no lastre mis alas’, y después pienso ‘que el fin del mundo me pille bailando, que el escenario me tiña las canas”, dijo parafraseando la letra del tema del cantautor español, a quien le contó de la idea para el disco durante el homenaje a Joan Manuel Serrat en la pasada edición de los Latin Grammy.

“Joaquín, me tienes que dar permiso porque le voy a cambiar unas palabritas a tu canción, la voy a grabar dos veces”, recordó que le contó a Sabina en esa ocasión. “Me dijo, ‘la canción es tuya, has lo que quieras’. Es un hombre muy lindo, un gran compañero al igual que Serrat. He tenido la suerte de tener cerca a gente sabia y Sabina es un sabio. y además está casado con una peruana. ¡Le dan de comer rico todos los días!”.