Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Donald Trump se presenta ante la corte de Nueva York como posible jurado

Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial republicana, sale del Palacio de Justicia después de prestar servicio como jurado, el lunes 17 de agosto de 2015, en Nueva York. (Foto AP/Seth Wenig)

NUEVA YORK (AP) — El aspirante a la candidatura presidencial republicana Donald Trump se tomó un descanso el lunes de cortejar a los votantes para presentarse ante la corte como posible jurado.


Publicidad

Trump saludó a los transeúntes mientras se reportaba para servicio de jurado en la corte de Manhattan. Después de llegar en limusina, subió las escalinatas de la corte y esperó en la línea de seguridad.

Su presentación se produjo al día siguiente de que el sitio web de su campaña publicara su “reforma migratoria“. Entre los detalles destacan hacer que México pague un muro permanente en la frontera, deportaciones obligatorias para todos los “extranjeros criminales” y triplicar el control de inmigración al eliminar créditos fiscales a familias de inmigrantes que residen sin autorización en Estados Unidos.

“El muro funcionará”, declaró el lunes cuando un transeúnte le preguntó sobre la idea.

El republicano al frente de la precandidatura dijo la semana pasada que “estaba deseoso de presentarse” como jurado. El magnate inmobiliario y exastro de TV fue citado previamente pero no se presentó; un portavoz de la campaña dijo que no recibió los citatorios porque fueron enviados a una dirección incorrecta.

El domingo, Trump fue entrevistado en el programa televisivo de NBC “Meet The Press”, donde dijo que llevaría al límite los derechos de ciudadanía protegidos constitucionalmente de los niños de cualquier familia que vive sin autorización en Estados Unidos.

Los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos, incluso de aquellos sin autorización de vivir en el país, se consideran en automático ciudadanos estadounidenses, un derecho constitucional desde 1868. (I)