Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Harley Quinn, una figura divisiva en “Suicide Squad”

Margot Robbie en una escena de "Suicide Squad" en una fotografía proporcionada por Warner Bros. Pictures. (Clay Enos/Warner Bros. Pictures via AP)

LOS ANGELES (AP) — La Harley Quinn de Margot Robbie fue la revelación de “Suicide Squad” incluso antes de que la película estuviera lista. El público quedó cautivado por esta desquiciada villana de la amplia sonrisa, con gorra de béisbol, medias de red, dos colas de caballo y una camiseta en que dice “Daddy’s Lil Monster” (El monstruito de papá).

Publicidad

Pero ahora que la cinta se estrenó y es atacada por los críticos, la marea parece estar cambiando. Harley Quinn se ha convertido en una figura divisiva. Para algunos, sigue siendo un éxito. Para otros, es la víctima inconsciente de una historia misógina y una relación abusiva.

En el filme, es el tipo de personaje que se ríe a carcajadas tras sobrevivir un horroroso accidente en helicóptero, o que pregunta tímidamente “¿qué?” tras cambiarse a unos sexis pantalones ajustados frente a docenas de hombres. También es obsesivamente leal a su novio, el Guasón (o Joker, interpretado por Jared Leto), que es también el responsable de su transformación de una psicoterapeuta consumada a una psicópata total.

“Es un papel muy difícil”, dijo el director David Ayer. “¿Quieren hablar de una actuación verdaderamente compleja y difícil? Margot la ofrece”.

Desde el comienzo del proyecto a Ayer le aconsejaron en Warner Bros. que considerara a la actriz australiana para el papel. Al director le gustó la capacidad de Robbie para adentrarse en sus papeles y la eligió para el elenco de la película.

Juntos crearon una de las relaciones en pantalla más disfuncionales del tipo Sid Vicious y Nancy Spungen.

El personaje de Harley Quinn fue presentado en la serie animada de Batman de la década de 1990 y rápidamente llegó a los comics de DC ocupando su propio espacio. Aunque no es tan popular como la Mujer Maravilla, se ha convertido en un personaje de culto. El cineasta Kevin Smith incluso le puso ese nombre a su hija.

Al llevar la relación de Harley con el Guasón a la pantalla todos estaban conscientes de los posibles problemas de esta pareja trastornada acarrearía. Tenían que lograr un equilibrio delicado.

Incluso Robbie ha reconocido que estaba un poco confundida al principio sobre su devoción completa para un hombre que la trata mal.

“Queríamos asegurarnos de que no estuviera victimizada y no resultó victimizada”, dijo el productor Charles Roven.

Por eso se esforzaron para hacerla la dueña de sus propias decisiones. Los productores también dijeron que trataron que el Guasón esté tan obsesionado con ella como ella lo está con él.

En la película el Guasón la tortura con terapia de electroshock y la entrega a otro hombre, mientras ella fantasea sobre la vida doméstica en los suburbios. En algunas versiones de los cómics él suele abusar de ella física y emocionalmente.

Leto dijo que trataron de romper un poco más los límites mientras filmaban, pero que terminaron por recatarse en la edición final.

“Hay muchas cosas que no estarán en pantalla … Llevamos un poco las cosas fuera de los límites durante el rodaje, hay escenas que quizá nunca salgan a la luz entre Harley y el Guasón en las que expusimos esos lados disfuncionales”, dijo Leto.

Pero la película requería ser apta para adolescentes.

“Vivimos en una época muy interesante, una época en la que la gente suele ser crucificada por sus errores. Entiendo por qué la gente actúa con tanto cuidado ante las decisiones que toma”, dijo Leto. “Al final de cuentas los cineastas y el estudio tienen una película y necesitan hacer lo mejor para ella”.

A pesar de esto muchos críticos, como Alison Willmore de Buzzfeed, Amy Nicholson de MTV y Jen Yamato de The Daily Beast, están escandalizados porque la relación y la compleja figura de Harley Quinn no es profundizada.

“Lo que vemos en pantalla es una rubia despistada que parece estar dispuesta a hacer todo por este tipo”, dijo Alyssa Rosenberg, columnista de The Washington Post. “Si se supone que esa relación debe ser poderosa, compleja y fea, también se merece ser completa, se merece respirar”.

___

Publicidad