Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Springsteen habla de depresión y familia al presentar libro

Foto: diariolibre.com

SAN FRANCISCO (AP) — Bruce Springsteen dice que la música le ayudó a sortear la depresión y que dar conciertos maratónicos hasta quedar exhausto lo ayudó a ahuyentar la tristeza.

Publicidad

El superastro del rock habló el miércoles por la noche a sala llena en San Francisco, en un evento que formó parte de la gira promocional de su nuevo libro autobiográfico “Born To Run”.

“El Jefe” relató eventos de su pasado con vívido detalle, ingenio y humor. Discutió el laborioso proceso que fue escribir el libro, que tomó siete años; la problemática relación con su padre, los dulces recuerdos de sus hijos y su esposa, la corista Patti Scialfa, y su historial de depresión, de lo que también habla en el libro.

“Creo que la música fue el modo en que me automediqué al principio. Fue lo primero que me centró y espantó la depresión”, dijo Springsteen, sentado en el escenario junto a un entrevistador en el histórico Teatro Nourse.

“Encontré que la experiencia de tocar aclaraba mi mente y me daba un breve momento de alivio de las cosas que solían perturbarme”, continuó. “Descubrí que el agotamiento era mi amigo, porque si me cansaba lo suficiente, sencillamente estaba demasiado cansado como para estar deprimido”.

Vestido con sus usuales jeans y chaqueta de cuero negra, Springsteen luce jovial a sus 67 años. La única evidencia de su edad: las ligeras entradas de su cabello y su necesidad de usar anteojos — a los que llama “tramposos” — cuando se le pidió que leyera de su libro.

Sobre los siete años que le tomó escribirlo, dijo entre risas: “Sí, eso suena como que hice más trabajo del que en realidad hice”.

Escribió el libro de 508 páginas a mano y luego le dictó fragmentos a un asistente “que los ponía en la computadora”. Lo editó y reescribió hasta que se dio cuenta de que, “bueno, estaba lo mejor que podía sin la ayuda de alguien más”.

El padre de tres hijos dijo que trató de mantener su estrellato fuera del hogar.

“No había ningún tipo de recuerdos en casa, no sacábamos nada de esas cosas. Teníamos algunas guitarras y un piano”, dijo Springsteen. “Nunca hicimos gran cosa de esto en casa”.

De adolescentes, sus tres hijos “relativamente desconocían la mayor parte de mi trabajo”, dijo, “lo que es muy normal. Quiero decir, no estaba buscando en ellos a tres fans más”, añadió riendo.

Como padre, “tu trabajo es ser el público de ellos, no ellos el tuyo”, dijo Springsteen.

“Born to Run” se publicó a finales de septiembre y ha sido un éxito de ventas, pero Springsteen duda que haya una continuación. “Creo que este es mi canto del cisne”, expresó. “No puedo imaginarme escribiendo otro”.

Publicidad