Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cientos de “indignados”, detenidos en Chicago

NUEVA YORK (AP) — Unos 175 manifestantes fueron arrestados el domingo por la mañana en Chicago por rehusarse a desmantelar sus carpas y abandonar un parque cerrado en la ciudad, dijo la Policía, mientras se propagan las protestas contra Wall Street en Estados Unidos.


Publicidad

Los arrestos se efectuaron al día siguiente de una jornada mundial de movilizaciones efectuadas en diversas ciudades del planeta en repudio contra lo que decenas de miles de inconformes describieron como la codicia del sector financiero y las corporaciones.

Las detenciones en Chicago fueron su mayoría en forma pacífica pero el hecho de que ocurrieran contrastó hasta cierto punto con el proceder de los manifestantes en otras movilizaciones, que fueron cuidadosos de respetar la ley a fin de continuar sus protestas contra la implicación de Wall Street en la crisis financiera y para dar realce a otros reivindicaciones.

Unas 500 personas instalaron el sábado por la noche un campamento en la entrada al Parque Grant de Chicago, al término de una movilización de 2.000 participantes, según el diario Chicago Tribune.

La Policía dijo que solicitó repetidamente a los manifestantes que se retiraran tras el cierre del parque a las 11 de la noche y procedió a los arrestos cuando los inconformes rehusaron retirarse.

La mayoría de las marchas fueron principalmente pacíficas, aunque decenas de personas fueron arrestadas en Nueva York, y en otras ciudades en Estados Unidos debido a la intervención de la Policía para contener a las multitudes o impedirles que invadieran propiedad privada. Dos policías en Nueva York resultaron lesionados y fue necesario hospitalizarlos.

Indignados ocupan Manhattan

Madrid y Barcelona lideraron ayer la protesta global en contra de la avaricia. Europa se sumó por la mañana con manifestaciones masivas en Roma, Bruselas, Berlín y Fráncfort. Los hechos más violentos ocurrieron en Roma.  La policía italiana reprimió el sábado una marcha de protesta en Roma con gases lacrimógenos y cañones hidrantes después que algunos manifestantes rompieron escaparates, incendiaron autos y lanzaron botellas. En Nueva York, en cambio, miles de manifestantes opuestos a la avaricia de las empresas llenaron Times Square el sábado por la noche, mezclándose con curiosos, turistas en Broadway y policías para crear una escena caótica en medio de Manhattan.

Unas dos mil personas marcharon en Manhattan.

“¡Los bancos recibieron un rescate financiero! ¡Nosotros fuimos vendidos!”, gritaba la multitud frente a las barricadas de la Policía. Los agentes, algunos de ellos montados a caballo, intentaban hacer que los inconformes subieran a las aceras para que después se fueran.

Sandy Peterson, una turista de Utah que se encontraba en Times Square tras ver el musical “The Book of Mormon”, se vio inmersa en el desorden.

“Nos vamos de aquí antes de que esto se ponga feo”, dijo.

Los manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street avanzaron hacia el norte a través de Manhattan desde la Plaza Washington horas antes en la tarde. La Policía esposó a 15 individuos y los metió a una camioneta. Se desconoce qué cargos podrían enfrentar.

Unas 1.000 personas marcharon previamente hacia una sucursal del banco Chase en el distrito financiero, haciendo sonar tambores, bocinas y portando carteles en los que criticaban la codicia de las corporaciones. Algunos manifestantes entraron a la sucursal para cancelar sus cuentas, aunque el grupo no impidió el paso de otros clientes.

La Policía les indicó que permanecieran en la acera, y al parecer se comportaron con bastante orden mientras continuaban por las calles de Manhattan.

Más tarde fueron arrestadas 24 personas en una sucursal de Citibank cerca de la Plaza Washington, acusadas de allanamiento de propiedad privada y de desorden en la vía pública. Dos personas fueron acusadas de resistirse al arresto.

Inconformes en diversas partes del país los emularon en protestas que oscilaron entre unas 50 personas en Jackson, Misisipí, a unas 2.000 en Pittsburgh.

En Arizona, unas 40 personas fueron detenidas cerca de la medianoche del sábado en un parque al norte del centro de Phoenix, dijeron reporteros y manifestantes.

En Colorado, unas mil personas se congregaron en el centro de Denver en apoyo al movimiento Ocupemos Wall Street y por lo menos 24 personas fueron arrestadas.

Casi 200 personas con guantes, bufandas y abrigos gruesos pasaron la noche fría en carpas en el parque Grand Circus de Detroit.

Helen Stockton, de 34 años y partera certificada, afirmó que lo manifestantes tienen intención de permanecer ahí “tanto como se necesite para impulsar un cambio”.

“Es fácil que nos subestimen”, expresó Stockton. “Pero nosotros no vamos a ignorarlos”, dijo en referencia a las instituciones financieras. “Cada vez que nuestros huesos tiritan nos recuerda por qué estamos aquí”.

Roma en llamas

Miles de “indignados” marcharon también en ciudades de toda Europa, al vincularse las manifestaciones que empezaron en Nueva York con otras protestas contra recortes de costos en gobiernos y políticas financieras fallidas. Los manifestantes también salieron a las calles en Australia, Asia y Sudáfrica.

La violencia se hizo presente en Roma, donde la Policía disparó gas y cañones de agua a algunos manifestantes que se desprendieron de la marcha principal para romper escaparates y ventanas, incendiar autos y lanzar botellas. Decenas de personas resultaron heridas.

Escenas de la televisión mostraron la carga de la policía antimotines.

Un vehículo arde en las calles de Roma durante la protesta.

La prensa local dijo que algunos manifestantes atacaron oficinas del ministerio de la Defensa y una agencia de empleos. La mayor parte de la violencia tuvo lugar cerca del Coliseo.

Un pequeño grupo de manifestantes se apartó de la columna principal en la capital italiana, parte de las protestas mundiales contra la codicia empresaria y las medidas de austeridad. Espesas columnas de humo negro se alzaron en el centro de Roma.

Los manifestantes, vestidos de negro y con el rostro cubierto, lanzaron piedras, botellas y otros objetos a los agentes. Algunos de los revoltosos portaban bastones y otros martillos. Lanzaron un artefacto incendiario y petardos a los bancos, destruyeron cajeros automáticos y quemaron contenedores de basura, según los medios noticiosos.

Dos camarógrafos de la estación de televisión Sky Italia fueron agredidos.

La policía hizo un alarde de fuerza ante la posibilidad de que se congregaran unos 10.000 manifestantes un día después que el primer ministro Silvio Berlusconi saliera victorioso de una moción de censura en el parlamento. Italia es ahora motivo de preocupación en Europa por su abultada deuda soberana.

“Habitantes de Europa: ¡Levantaos!”, proclamaba un cartel en Roma. Algunos manifestantes pacíficos se encararon con un grupo de violentos e intentaron detenerlos, arrojando botellas, dijo la televisión Sky Italia y despachos de prensa. Otros huyeron, dispersos por la violencia.

Por lo menos un hombre fue herido al intentar evitar que varios manifestantes arrojaran botellas.

Grupos anarquistas se han infiltrado con frecuencia en las manifestaciones italianas. Despachos de prensa italianos dijeron que cuatro integrantes de un grupo anarquista fueron detenidos el sábado por la mañana antes de la manifestación, y la policía confiscó en su vehículo cascos, máscaras antigás, bastones y centenares de botellas.

El resto del mundo

Cientos de personas llenaron una plaza en el distrito financiero de Toronto, cerca de la Bolsa de Valores de la ciudad y las oficinas centrales de los principales bancos canadienses. También hubo protestas en otras urbes canadienses como Montreal y Halifax, en la provincia de Nueva Escocia.

En la Ciudad de México, algunos cientos de manifestantes se reunieron bajo el elevado Monumento a la Revolución para protestar contra la “explotación” por parte de las elites acaudaladas.

En la ciudad de Tijuana, fronteriza con territorio estadounidense, unas 100 personas se reunieron a protestar en el distrito bancario, entre ellos muchos estudiantes universitarios que protestaban por la falta de empleo.

En Francfort, unas 5.000 personas se concentraron frente a la sede del Banco Central Europeo.

Cientos marcharon por la ciudad bosnia de Sarajevo con retratos del Che Guevara y viejas banderas comunistas con leyendas como “Muera el capitalismo, libertad al pueblo”.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, habló ante medio millar de manifestantes frente a la catedral de San Pablo en Londres.

“El sistema bancario en Londres es destinatario de dinero corrupto”, dijo, y añadió que Wikileaks lanzará una campaña contra las instituciones financieras en los próximos meses.