Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chavistas reciben con dolor y conmoción la muerte de Chávez

Caracas, 5 mar (EFE).- Los seguidores del presidente venezolano, Hugo Chávez, recibieron hoy entre el dolor y la conmoción la muerte del hombre que ha gobernado el país desde 1999 con expresiones de tristeza y cánticos de apoyo en algunos de los centros más emblemáticos de Caracas.


Publicidad

En la Plaza Bolívar de la capital venezolana decenas de chavistas lloraban en rincones y bancos mientras algunos cantaban el himno nacional y otros optaban por gritar consignas como “Chavez te quedas, Chávez no te vas”.

“Para mi fue muy sorpresivo, no esperaba esto, siempre creí que se iba a mejorar, Chávez es mi héroe, y es el héroe para Venezuela y para todos”, indicó a Efe Grecia Villarroel, una terapeuta de 27 años.

Norma Silva, una chilena de 51 años, trabajadora social arraigada en Venezuela, indicó que para ella era como revivir la muerte del presidente chileno Salvador Allende.

“Es como volver a vivir lo de Allende hace 40 años, yo tenía 11 años y hoy vuelvo a llorar igual”, afirmó, al reconocer no obstante que se esperaba la noticia.

“Me lo esperaba porque mi madre murió de lo mismo, el cáncer es así”, dijo.

Para Edison Quiñónez, de 42 años y comerciante de profesión “no hay hombre que pueda reemplazar a Chávez”

Indicó que el vicepresidente, Nicolás Maduro, “no tiene el carácter”, pero subrayó que “el pueblo es mayoría y la Fuerza Armada es chavista en un 90 por ciento”.

Chávez falleció hoy en Caracas casi tres meses después de operarse por cuarta vez de un cáncer que le fue diagnosticado en junio de 2011, informó el vicepresidente, Nicolás Maduro.

El Gobierno venezolano había informado anoche sobre el empeoramiento de las funciones respiratorias del presidente debido a una nueva y severa infección pulmonar que mantenía su estado de salud en una situación “muy delicada”. EFE