Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Londres condena “barbarie” del vídeo de rebelde sirio

Londres, 14 may (EFE).- El Gobierno británico condenó hoy el acto “de barbarie” que aparece en un vídeo difundido por internet en el que se ve cómo un rebelde sirio supuestamente extrae el hígado y el corazón del cadáver de un soldado del régimen de Bachar al Asad.


Publicidad

En un comunicado emitido por el Ministerio británico de Asuntos Exteriores, el Ejecutivo de David Cameron se unió a la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, al condenar la acción filmada, que muestra “a un miembro de la oposición armada de Siria cometiendo un acto de barbarie contra un soldado del régimen”.

Un portavoz del Foreign Office indicó que “no debería haber lugar para este tipo de actos en Siria”.

“La Coalición Nacional Siria se ha comprometido a llegar hasta las minorías y ha dejado claro que habrá un lugar para todos los sirios, sin importar su etnia o creencia religiosa, en la Siria futura”, agregó.

El Foreign Office apuntó que “ha llegado la hora de que los grupos extremistas de Siria comprendan que la población siria no les quiere ahí” y, por ello, el Reino Unido “está intensificando su apoyo a la oposición moderada” a fin de contribuir a que se refuerce “su credibilidad como alternativa al régimen de Al Asad, para contener las influencias extremistas en el conflicto de Siria”.

Según informó el grupo Human Rights Watch (HRW), el supuesto insurgente es el comandante rebelde Abu Sakar, que opera en la zona de Homs (centro del país).

En la grabación aparece el presunto Abu Sakar, vestido con uniforme militar y diciendo a la cámara: “Juro por dios que vamos a comer vuestros corazones e hígados, soldados de Bachar, perros. Mártires de Baba Amr, matad a los alauíes y sacad sus corazones para comerlos”.

El supuesto combatiente extrae con un cuchillo el hígado y el corazón del soldado muerto, antes de llevarse el segundo órgano a la boca con intención de darle un mordisco. EFE