Ecuador, Jueves 30 de octubre de 2014
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El rey Alberto de Bélgica abdicará en favor de su hijo

BRUSELAS, Bélgica (AP) — El rey Alberto de Bélgica anunció este miércoles que abdicará en favor de su hijo Felipe el 21 de julio, el día de la independencia nacional.

Publicidad

La medida había sido rumoreada desde hace semanas y concluirá casi dos décadas de un reinado estable en un país fraccionado por las rencillas políticas entre los flamencos del norte, que hablan holandés, y los valones del sur, de habla francesa.

De salud frágil a sus 79 años, el rey Alberto entregará el trono a su hijo Felipe, de 53 años. Alberto dijo que su edad y salud no le permiten ya realizar las funciones como debería hacerlo.

Tras un reinado de 20 años creo que ha llegado el momento de pasar la antorcha a la próxima generación“, dijo Alberto en un discurso transmitido por los principales medios de difusión belgas. “El príncipe Felipe está bien preparado para sucederme”.

Bélgica ha tenido seis reyes desde su independencia en 1830. Alberto es el primero que abdica voluntariamente.

En agosto, Alberto cumpliría su segunda década en el trono de este reino de 10,5 millones de personas. Muchos han dicho que el día que Bélgica festeja su independencia podría ser un día ideal para pasar la corona, cuyas funciones son meramente ceremoniales.

Bélgica se encuentra ahora en un remanso político mientras se prepara para unas elecciones nacionales y regionales el año próximo. Una abdicación en esas fechas sería prácticamente imposible.

“Su regalo más importante es que ha aportado un sentido de estabilidad” al tiempo que Flandes y Valonia se distancian, dijo el historiador y escritor Marc Reynebeau a The Associated Press.

Como reflejo de la situación, unos cuantos manifestantes del partido de extrema derecha Intereses Flamencos se congregaron el miércoles frente al palacio real con un gran cartel que decía “Flandes independiente”.

A nivel familiar, la vida no ha sido fácil.

Tras suceder a su hermano, el devoto rey católico Balduino en 1993, Alberto se vio involucrado en un escándalo real cuando tuvo que reconocer a una hija ilegítima, Delphine Boel, y sufrió una gran crisis en su matrimonio con la reina Paola.

El tema reapareció este año cuando Boel inició gestiones legales para demostrar que es hija del rey.

“No está solo en eso. Muchos personajes de la realeza de todo el mundo tuvieron hijos extramatrimoniales”, dijo Reynebeau.