Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Médicos Sin Fronteras confirma muertes por gas venenoso en Siria

Una imagen difundida por la Red de Noticias Shaam el jueves 22 de agosto del 2013, cuyo contenido ha sido verificado, muestra los cadáveres de víctimas de un posible ataque químico en Ghouta, Siria el miércoles 21 de agosto del 2013. (Foto AP/Shaam News Network)

Redacción Internacional, 24 ago (EFE).- La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) confirmó hoy la muerte el miércoles de 355 personas con síntomas neurotóxicos en la periferia de Damasco, en una jornada en la que el régimen sirio y los rebeldes redoblaron sus acusaciones mutuas sobre el uso de armas químicas.


Publicidad

De acuerdo con la citada ONG, al menos tres hospitales de la provincia de Damasco atendieron ese día a 3.600 ciudadanos con los mismos síntomas, horas después de un controvertido ataque contra las localidades de Guta Oriental y Occidental.

“El personal médico de esos centros ofreció información detallada a los doctores de MSF sobre el gran número de pacientes que llegaron con síntomas (neurotóxicos), como convulsiones, salivación excesiva, pupilas dilatadas, visión borrosa y dificultades respiratorias”, indicó Bart Janssens, director de operaciones de esta organización.

Estas personas fueron tratadas principalmente con atropina, medicamento utilizado en víctimas de armas químicas, agregó MSF, antes de precisar que su personal no se pudo acercar a la zona por falta de seguridad.

Las cifras y los detalles aportados por MSF son similares a los ofrecidos hoy por una ONG siria, que cifró en 322 los muertos en un ataque que atribuye a la dictadura que encabeza Bachar al Asad.

En un comunicado divulgado en Beirut, el Observatorio de Sirio de Derechos Humanos (OSDH) detalló que entre las víctimas mortales se contabilizaron 54 niños y 82 mujeres, además de decenas de rebeldes y 16 cadáveres que no han podido ser identificados.

Las revelaciones coincidieron con la llegada a Damasco de la representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Angela Kane, quien tratará de persuadir a las autoridades sirias de que permitan el acceso inmediato a la zona del supuesto ataque con armas químicas en la periferia de la capital.

Su misión se antoja una quimera a tenor de la confusión que impera en el país, con ambas partes acusándose de nuevo, y el incremento de la tensión bélica internacional, con EEUU, Rusia, China e Irán a la cabeza.

Según fuentes de la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, se reunió hoy con miembros de sus gabinete de Seguridad para estudiar posibles opciones de cara a una eventual intervención bélica.

En este sentido, el diario “The New York Times” abrió sus páginas asegurando que el Pentágono sopesa la posibilidad de una acción área similar a los bombardeos de la OTAN en la antigua Yugoslavia.

La cadena de televisión CBS reveló, por su parte, que el Ejército estadounidense ha enviado al Mediterráneo oriental un cuarto buque de guerra armado con misiles balísticos capaces de alcanzar objetivos en Siria.

Frente a las presiones de los más duros, como el senador republicano de Arizona, John McCain, que han urgido a emprender alguna acción que contribuya al fin de Al Asad, el mandatario se muestra aún muy cauto.

En una entrevista difundida el viernes, el presidente manifestó su temor a la posibilidad de que una intervención directa contribuya en realidad a que grupos extremistas con intereses opuestos a Washington tomen el poder en un país estratégico para la paz en la región.

En este sentido, Obama -que meses atrás prometió ayuda militar a los rebeldes sirios- insiste en que EEUU debe primero intentar conseguir un mandato de la ONU y comprobar de forma fehaciente el uso de armas químicas por parte del régimen.

Los movimientos de Washington despertaron hoy los recelos de Irán, país que mantiene una alianza estratégica con Siria desde la década de los ochenta y una relación hostil con Estados Unidos desde la fundación de la República Islámica en 1979.

En declaraciones difundidas por la prensa local, el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Abbas Araqchi, acusó a los rebeldes sirios de utilizar armas químicas y advirtió a la Casa Blanca contra cualquier intervención armada en ese país.

“Irán ya ha dicho en numerosas ocasiones que no existe una salida militar a la crisis Siria y que las provocaciones y otro tipo de movimientos solo ayudan a complicar la situación regional y a avivar las tensiones”, recalcó Araqchi.

El portavoz expresó igualmente su deseo de que Washington “adopte una posición sabia” y no siga por el camino “equivocado” de enviar barcos para resolver el conflicto.

Horas antes, el presidente iraní, Hasán Rohaní, había condenado el uso de armas químicas en Siria -sin señalar culpables- e instado a la comunidad internacional a impedir que vuelva a ocurrir.

A todo ello se une la guerra dialéctica que mantienen el régimen y la oposición en el exilio por imponer sus tesis.

El gobierno volvió este sábado a culpar a los rebeldes en una declaración televisada en la que aseguró que sus soldados habían encontrado restos de material tóxico en los túneles supuestamente utilizados por los sublevados.

La oposición, por su parte, pidió una vez más la intervención de la comunidad internacional para detener la “maquinaria de guerra”, criticó la pasividad de la ONU y advirtió sobre la propaganda victimista del régimen.

“Las informaciones falsas que divulga el régimen suponen intentos fallidos y desesperados por disfrazar y encubrir sus reiterados y sistemáticos crímenes contra la población civil siria mediante sus medios de información”, subrayó la principal alianza opositora siria, CNFROS.

Varios países “poseen pruebas irrefutables que confirman que el régimen ha usado este tipo de armas” y la comunidad internacional “sabe muy bien que el Gobierno es la única parte que posee medios para producir, almacenar y usar armas químicas”, recordó. EFE

___

Una imagen difundida por la Red de Noticias Shaam el jueves 22 de agosto del 2013, cuyo contenido ha sido verificado, muestra los cadáveres de víctimas de un posible ataque químico en Ghouta, Siria el miércoles 21 de agosto del 2013. (Foto AP/Shaam News Network)

Esta imagen de periodismo ciudadano proporcionada por el Comité Local de Arben, que ha sido comprobada con base en sus contenidos y otras pesquisas de AP, muestra a un hombre sirio recibiendo atención en Arben, en Damasco, Siria, el miércoles 21 de agosto de 2013. Las fuerzas del régimen lanzaron ataques con intensa artillería el miércoles en los suburbios orientales de la capital, en lo que dos grupos opositores aseguraron fue un ataque con “gas venenoso” que mató a decenas de personas. (AP Foto/Local Committee of Arbeen)

Esta imagen de periodismo ciudadano proporcionada por el Comité Local de Arben, que ha sido comprobada con base en sus contenidos y otras pesquisas de AP, muestra a un hombre sirio recibiendo atención en Arben, en Damasco, Siria, el miércoles 21 de agosto de 2013. Las fuerzas del régimen lanzaron ataques con intensa artillería el miércoles en los suburbios orientales de la capital, en lo que dos grupos opositores aseguraron fue un ataque con “gas venenoso” que mató a decenas de personas. (AP Foto/Local Committee of Arbeen)

En esta imagen de periodismo ciudadano proporcionada por la Oficina de Prensa de Douma, y que fue certificada con base en sus contenidos y otros reportes de AP, un hombre sirio llora la muerte de un cuerpo luego de un presunto ataque con gas venenoso lanzado por fuerzas del régimen, según activistas, en Douma, Damasco, Siria, el miércoles 21 de agosto de 2013. El Consejo de Seguridad de la ONU programó una reunión de emergencia el miércoles para discutir las más recientes denuncias de uso de armas químicas en Siria. (AP Foto/Media Office Of Douma City)

En esta imagen de periodismo ciudadano proporcionada por la Oficina de Prensa de Douma, y que fue certificada con base en sus contenidos y otros reportes de AP, un hombre sirio llora la muerte de un cuerpo luego de un presunto ataque con gas venenoso lanzado por fuerzas del régimen, según activistas, en Douma, Damasco, Siria, el miércoles 21 de agosto de 2013. El Consejo de Seguridad de la ONU programó una reunión de emergencia el miércoles para discutir las más recientes denuncias de uso de armas químicas en Siria. (AP Foto/Media Office Of Douma City)

ARCHIVO- En esta foto de archivo del 3 de octubre de 2012, un hombre llora mientras sostiene el cuerpo de su hijo, asesinado por el ejército sirio, cerca del hospital Dar El Shifa en Alepo, Siria. El secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon dijo el jueves 25 de julio de 2013 que la cifra total de muertos en los dos años y medio de guerra civil en Siria se elevó a más de 100.000. (AP Foto/Manu Brabo, Archivo)

ARCHIVO- En esta foto de archivo del 3 de octubre de 2012, un hombre llora mientras sostiene el cuerpo de su hijo, asesinado por el ejército sirio, cerca del hospital Dar El Shifa en Alepo, Siria. El secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon dijo el jueves 25 de julio de 2013 que la cifra total de muertos en los dos años y medio de guerra civil en Siria se elevó a más de 100.000. (AP Foto/Manu Brabo, Archivo)