Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ELN libera a rehén canadiense

BOGOTA, Colombia (AP) — Un ingeniero canadiense secuestrado en enero fue liberado por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informó este martes el Comité Internacional de la Cruz Roja, y el ahora ex rehén relató que durante su cautiverio debió caminar mucho aunque había sido bien tratado.


Publicidad

Gernot Wober, de 47 años, fue secuestrado el 18 de enero en una zona rural del municipio de Norosí, departamento de Bolívar, unos 435 kilómetros al norte de Bogotá, en un campamento minero de oro.

La liberación ocurrió en una zona rural también en Bolívar, indicó el Comité en un comunicado.

Un médico del CICR examinó el señor Wober para comprobar su estado general de salud…y parece estar en buen estado“, dijo Jordi Raich, jefe de la delegación del Comité en Colombia.

Wober ya había viajado desde el lugar de la liberación y voló en un helicóptero con insignias del CICR hasta Barrancabermeja, en el departamento de Santander, a unos 265 kilómetros al norte de Bogotá.

Imágenes de televisoras locales mostraron a Wober en la pista de aterrizaje de Barrancabermeja de pantalones oscuros y camisa manga corta verde. Desde aquella localidad, se espera que el canadiense vuele a la capital colombiana, según dijo Raich a los reporteros en la sede del Comité al norte de Bogotá.

El padre Francisco de Roux, superior de los jesuitas en Colombia y quien acompañó a la delegación del CICR a recoger al liberado por petición del ELN, dijo en diálogo telefónico que tras la entrega del canadiense almorzaron todos juntos en un campamento rebelde y luego volaron a Barrancabermeja.

En el operativo de liberación “todo salió perfectamente” y Wober contó que “le había tocado caminar mucho (en el cautiverio), pero que lo habían tratado bien”, aseguró De Roux.

En su paso por la terminal de Barrancabermeja, el canadiense no formuló declaraciones a los periodistas apostados para su recibimiento.

El liberado es vicepresidente de exploración de la multinacional canadiense Braeval Mining Corp, con sede en Toronto, según información de su página en internet. La zona donde se produjo el secuestro ha sido controlada históricamente por ese grupo rebelde.

En un mensaje divulgado en su página de internet, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, máximo jefe de la guerrilla del ELN, dijo que entregaban al canadiense “en este acto humanitario, esperamos que este esfuerzo contribuya a un sano intercambio y aporte por la paz de Colombia”.

“Queremos resaltar en nuestro mensaje que este desenlace exitoso muestra que son posibles las soluciones negociadas de los conflictos, aun existiendo intereses contrapuestos”, añadió Gabino en su mensaje.

El canadiense era el único extranjero en poder del ELN.

Las guerrillas las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen en su poder al estadounidense Kevin Scott Sutay, quien fue capturado en el municipio de El Retorno, en el sureño departamento de Guaviare, el 20 de junio.

También un ciudadano dominicano se encuentra retenido, pero en manos de la delincuencia común, según la policía antisecuestro colombiana.

La liberación del canadiense era una de las condiciones impuestas por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos para eventualmente comenzar diálogos de paz con esa guerrilla, la segunda más grande del país después de las FARC.

Políticos y ex funcionarios que por años han trabajado por un acercamiento entre el gobierno y el grupo guerrillero, que cuenta con unos 3.000 miembros, dijeron que ahora esperaban era el paso del oficialismo para entablar la mesa de diálogos con la administración de Santos, que ya lleva desde fines del 2012 negociaciones de paz en La Habana con esa guerrilla, la mayor del país.

“Me parece que ahora viene una mesa de negociación que fue lo que dijo el señor presidente, y esperamos ahora nuevos acontecimientos y que el ELN se siente al lado del gobierno a negociar, pero hay esperar” las decisiones del gobierno, indicó en diálogo telefónico Jaime Bernal Cuellar, ex procurador general y miembro de la comisión de facilitación de paz con el Ejército de Liberación Nacional, que funciona desde fines de los años 90 y aunque ha variado sus miembros, cuenta actualmente con 15 integrantes.

A su turno, Horacio Serpa, ex ministro del Interior y también miembro de la comisión, destacó que la entrega del canadiense era la “señal que estaba esperando el gobierno, la considero positiva y pienso que es una forma de abrirle camino a un encuentro sobre paz del ELN con el gobierno”.

“A mí me parece que es el momento oportuno para iniciar esta posibilidades de paz (con el ELN)”, debido a que ya existen negociaciones con las FARC, la mayor guerrilla del país, añadió.

Con el Ejército de Liberación Nacional ha habido en el pasado al menos dos frustrados intentos de sellar la paz.