Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Difunden selfie de un acusado de asesinar a Mónica Spear

Las redes sociales han empezado a difundir una selfie de Adolfo Rico Agreda, de 26 años, alias “Adolfito” y líder de la banda “Los Rapiditos”, a quien los detectives de la policía científica venezolana acusa de ser el ejecutor del doble crimen que terminó con la vida de la exMiss Venezuela Mónica Spear, y su marido, el británico Thomas Henry Berry.

Las redes sociales han empezado a difundir una selfie de Adolfo Rico Agreda, de 26 años, alias “Adolfito” y líder de la banda “Los Rapiditos”, a quien los detectives de la policía científica venezolana acusa de ser el ejecutor del doble crimen que terminó con la vida de la exMiss Venezuela Mónica Spear, y su marido, el británico Thomas Henry Berry.


Publicidad

Según la ficha policial, Adolfito ha empezado a delinquir a los 14 años.

Comenzó a transitar por los pasillos policiales el 21 de enero de 2003. Siendo apenas un adolescente y los efectivos del destacamento 25 de la Guardia Nacional la Guardia Nacional lo capturaron con una motocicleta robada que pretendía ocultar en su vivienda situada en el sector La Alcantarilla de Puerto Cabello. El caso fue sobreseído en pocas semanas por un juez del Circuito Judicial de Puerto Cabello y regresó a sus andanzas.

Desde entonces “El Adolfito” ingresó a los radares policiales. Los detectives de la policía científica adscritos a la Subdelegación del litoral carabobeño consideran que el fallido sistema judicial y el ominoso régimen penitenciario le permitían entrar y salir con facilidad de los calabozos.

En 2007 convertido ya en un connotado antisocial porteño decidió enrolarse en el servicio militar para huir de las antenas policiales y quedó adscrito a la Compañía de Comando “Gral Carlos Soublett”, pero el 3 de enero de 2008 desertó de la Guarnición de Puerto Cabello llevándose consigo un FAL y otras prendas militares.

Los detectives que le seguían los pasos aseguran que a partir de ese momento se ocultó en los predios de la Autopista Valencia-Puerto Cabello, donde reclutó a otros antisociales, fundó la banda “Los Rapiditos” y convirtió al tramo carretero en su coto de caza.

Allí perfeccionó las trampas para que los conductores quedaran accidentados y una vez en estado de indefensión salía con sus cómplices en medio de la oscuridad para desvalijar a sus víctimas. Luego regresaba a una especie de garita camuflada para aguardar a que su próxima presa cayera.

En octubre de 2009 los tribunales militares libraron una orden de aprehensión en su contra. El 26 de octubre de 2010 por los detectives de la subdelegación de Puerto Cabello lo detuvieron nuevamente por tráfico de drogas, pero sólo estuvo tres meses en el penal de Tocuyito. En julio del pasado año fue recapturado y de nuevo volvió a las calles tras recibir el visto bueno del Tribunal Militar Sexto de Control con sede en Valencia. El juez militar le otorgó una medida de presentación cada treinta días. Sin embargo, nunca regresó.

El pasado martes una poblada cansada de sus desmanes lo capturó y lo entregó junto a otros seis cómplices a las autoridades. Alias “El Adolfito” esta vez vuelve por décima vez al Palacio de Justicia de Carabobo acusado de desmembrar a una familia.

En su escondrijo los investigadores hallaron algunas pertenencias de la ex Miss venezolana y de otras víctimas anónimas.

Vídeos relacionados

http://www.youtube.com/watch?v=2044yroFrMQ

http://www.youtube.com/watch?v=svpOl2oBf3E