Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turquía devuelve fuego de morteros a Siria

Ankara, 24 mar (EFE).- El Ejército turco ha disparado hoy varias salvas de mortero hacia Siria, después de que algunos obuses disparados desde este país cayeran en la provincia de Hatay, al suroeste de Turquía.

Ankara, 24 mar (EFE).- El Ejército turco ha disparado hoy varias salvas de mortero hacia Siria, después de que algunos obuses disparados desde este país cayeran en la provincia de Hatay, al suroeste de Turquía.


Publicidad

Tres proyectiles, aparentemente disparados durante los combates entre rebeldes y tropas leales al régimen sirio en zonas cercanas a Turquía, cayeron en el municipio de Yayladag, el mismo lugar donde ayer las Fuerzas Aéreas turcas derribaron un caza sirio que, según Ankara, penetró en el espacio aéreo turco, informa el diario “Hürriyet”.

Las unidades de frontera turcas respondieron con fuego de mortero hacia el lugar desde donde partieron los proyectiles, en lo que ya es una actuación rutinaria por parte turca en estos casos.

Además, los militares turcos evacuaron a los residentes de dos localidades cercanas a la frontera, donde algunas viviendas sufrieron impactos de balas perdidas disparadas desde el lado sirio.

Los combates entre rebeldes y tropas gubernamentales se suceden desde hace cuatro días en el municipio de Kasab, que alberga un importante paso fronterizo con Turquía, aparentemente conquistado ayer por los rebeldes.

El control de la carretera, hasta ahora en manos gubernamentales, permitía la comunicación entre Turquía y la importante ciudad portuaria de Latakía, feudo de los sectores fieles al presidente sirio, Bachar al Asad.

El derribo del caza sirio, que ha provocado airadas protestas del Gobierno de Damasco, se produjo muy cerca del disputado paso fronterizo, dentro del espacio aéreo de Turquía, según Ankara, aunque Siria asegura que fue en su territorio. EFE