Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

A pocos días del Mundial, arrecia la protesta en Brasil

A cinco días de que comience el Mundial de fútbol 2014, la estación de metro al estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, sede de seis partidos del torneo, continúo hoy cerrada con motivo de la huelga parcial que desde el jueves afecta a la ciudad más poblada de Brasil.


Publicidad

Los periodistas y trabajadores que acudieron masivamente al estadio para recoger sus acreditaciones se vieron obligados a caminar cerca de un kilómetro, sin indicaciones visuales, hasta acceder al que será el palco inaugural del Mundial el próximo 12 de junio.

La salida de metro Corinthians-Itaquera cuenta con varias pasarelas que conducen a los peatones directamente hasta las puertas del estadio, pero su cierre obligó a los presentes a dar una gran vuelta para acceder hasta él.

La huelga, que comenzó el jueves por tiempo indeterminado, tiene lugar días antes del partido del próximo jueves entre Brasil y Croacia, en el que, según las autoridades, unos 50.000 aficionados utilizarán el metro para dirigirse al estadio.

Según las previsiones, el metro será el principal medio de transporte de los hinchas que acudirán al Arena Corinthians durante el Mundial.

La compañía que opera el metro en la ciudad brasileña donde se jugará el partido inaugural de la Copa del Mundo la semana próxima dijo el sábado que las cinco líneas están funcionando, sea normal o parcialmente, en la tercera jornada de un paro por aumento de salarios.

La vocera del sindicato de trabajadores del metro, Maria Figaro, dijo que las líneas funcionan a cargo de personal jerárquico y trabajadores contratados recientemente que están “demasiado asustados para plegarse a la huelga”.

Nada ha cambiado en cuanto a las propuestas salariales, dijo Figaro, “de manera que la huelga continuará hasta que se satisfagan nuestros reclamos”.

“Hemos reducido nuestro reclamo inicial de un aumento del 16% al 12,2%, pero la empresa insiste que solo puede dar un aumento del 8,7%, dijo la sindicalista.