Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ejército iraquí afirma que frenó incursión de insurgentes

Voluntarios entrenando en una base militar de la ciudad sagrada chií de Najaf, 100 millas (unos 160 kilómetros) al sur de Bagdad,el 17 de junio de 2014. (AP Photo/ Jaber al-Helo)

Bagdad, 18 jun (EFE).- El Ejército iraquí aseguró hoy que frustró el intento de los insurgentes de capturar la refinería de Biyi, la mayor del país, y que retomó el control de la estratégica localidad septentrional de Tal Afar.


Publicidad

En una rueda de prensa en Bagdad, el portavoz del Ejército, general Qasem Ata, señaló que el complejo petrolero está ahora en manos de las fuerzas de elite y que unos cuarenta terroristas perecieron en los combates.

Los rebeldes encabezados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) lanzaron un ataque desde distintos puntos y con proyectiles, que causó un incendio en la refinería, cuyos alrededores fueron bombardeados por la aviación iraquí para expulsar a los insurgentes.

Esta refinería se encuentra en la provincia de Saladino, donde el portavoz castrense reveló que fueron abatidos también unos doce yihadistas en varias operaciones, mientras que la situación en Samarra está bajo control.

En cuanto a Tal Afar, que fue tomada hace dos días por los insurgentes, Ata subrayó que sus tropas lograron recuperar el control de esta localidad, ubicada entre la ciudad de Mosul y la frontera con Siria.

Se enviaron refuerzos militares a Tal Afar, donde las fuerzas de seguridad colaboran con habitantes locales para mantener el orden y evitar los intentos de los insurgentes de infiltrarse.

Ata indicó que los extremistas han recurrido a trucos como usar vestuario femenino o trasladarse en vehículos decorados con fotografías de clérigos chiíes para acceder a la zona y perpetrar atentados.

El portavoz dio además otras cifras de fallecidos en el bando de los insurgentes, pero -como ya es costumbre- no ofreció un balance de víctimas en las filas del Ejército.

Según sus datos, 21 supuestos extremistas perecieron en la zona de Al Qaem, en la provincia occidental de Al Anbar, y otros quince en la zona de Al Azim, en la región oriental de Diyala.

Es complicado verificar estas victorias. Las autoridades iraquíes están empleando una amplia labor de propaganda desde el inicio del conflicto, como también hacen los insurgentes.

Desde que la semana pasada el EIIL tomó el control de Mosul, la segunda ciudad del país, los insurgentes han avanzado hacia el sur del país y han amenazado con conquistar Bagdad y las ciudades santas chiíes de Kerbala y Nayaf. EFE

———————-

Foto: AP