Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Reunión internacional promueve eliminación de bombas de racimo

San José, 1 sep (EFE).- Representantes de países y organismos internacionales dieron hoy el banderazo de salida a la quinta reunión de los Estados Parte de la Convención sobre Municiones de Racimo, la cual pretende promover la eliminación de ese tipo de armamento y que más países se unan a la causa.


Publicidad

En el discurso de inauguración de la actividad, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, enfatizó en la necesidad de “alzar la voz para pasar de la protesta a la acción y avanzar sin demora” en la eliminación de las bombas en racimo.

“Las municiones en racimo son particularmente inaceptables por su carácter disperso y no localizado de las detonaciones que pueden permanecer por decenios sin explotar para luego provocar mutilaciones y muertes en poblaciones inocentes, destruyen familias, escuelas, hospitales y tierras de cultivo, exacerban la pobreza y limitan el desarrollo económico”, manifestó Solís.

Datos ofrecidos por la Cancillería costarricense indican que 23 países continúan siendo afectados por las municiones en racimo, que han dejado un saldo de más de 100.000 víctimas mortales o mutiladas, de los cuales el 98 % fueron civiles.

El objetivo de Costa Rica, país que hasta 2015 tiene la presidencia de la quinta reunión, es estimular a los Estados que aún no han ratificado la Convención a finalizar los pasos hacia su adhesión.

La Convención es un instrumento jurídicamente vinculante, que prohíbe todo tipo de uso, producción, posesión, almacenamiento y transferencia de las municiones en racimo. Además, exige destruir las reservas de esas municiones y limpiar las áreas contaminadas por ese tipo de armas.

El representante de la Coalición contra las municiones en racimo, el salvadoreño Jesús Martínez, dijo en el acto inaugural que “cualquier uso de estas armas debe ser condenada tan fuerte como las explosiones de estas armas letales”.

“No hay nada más poderoso que la voz de los países para fortalecer la norma establecida. Esta semana, por favor, comprométanse a condenar públicamente el uso de las municiones en racimo en Siria, Ucrania y Sudán del Sur”, expresó Martínez.

En el marco de la Convención sobre Municiones de Racimo, se han destruido 1,16 millones de artefactos de este tipo y 140 millones de submuniciones, lo que representa el 80 % del total reportado, según el “Informe Monitor de Municiones de Racimo”, divulgado en Washington la semana pasada.

Ese mismo estudio indica que el principal uso de bombas racimo en el mundo en 2012 y 2013 se produjo en Siria, con al menos 1.584 víctimas, aunque también se ha detectado su empleo este año en el este de Ucrania y en Sudán del Sur.

Esos datos serán analizados durante la Quinta Reunión de Estados Parte de la Convención sobre Municiones de Racimo que se celebra hasta el 5 de septiembre en Costa Rica.

El evento, que se llevará a cabo por primera vez en Latinoamérica y el Caribe, pretende alentar los esfuerzos para que más países se adhieran a la convención.

En total, 113 países se han sumado a la Convención, de los cuales 84 han ratificado o adoptado el documento de adhesión, aunque se mantienen las notables ausencias de Estados Unidos, Rusia y China, los principales productores de este tipo de armamento.

Costa Rica ratificó la Convención sobre Municiones en Racimo el 28 de abril de 2011.

Durante el evento, las autoridades también evaluarán los logros alcanzados a la fecha e identificarán los retos que persisten para la plena aplicación de la Convención.

A la reunión asisten unas 500 personas entre expertos, políticos y técnicos por parte de los Estados, así como de los organismos regionales e internacionales y de las organizaciones de la sociedad civil que aborden temas relacionados con la materia.

Las bombas racimo son artefactos que contienen cientos de pequeñas bombas y afecta especialmente a la población civil. Constan de un contenedor que se abre en el aire y se dispersa en grandes cantidades de municiones explosivas sobre una amplia área.

Fueron usadas por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial. EFE