Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El daño colateral de llamarse como un grupo terrorista

Militantes del Estado Islámico. Foto de Archivo: La República.

Washington, 2 sep (EFE).- Organizaciones científicas, educativas y hasta de prensa tienen algo en común, comparten sus siglas con las del grupo yihadista al Estado Islámico de Irak y de Siria (ISIS, por sus siglas en inglés), que recientemente ha cambiado su nombre, y piden que deje de usarse en los medios.


Publicidad

El Instituto para la Ciencia y la Seguridad Nacional (ISIS, en inglés) de EE.UU. ha encabezado esta petición para que su nombre y el de otras 65 organizaciones no se vean afectados por la confusión que puede crear identificarla con el grupo terrorista.

El daño puede ser irreparable, más aún teniendo en cuenta las actividades que llevan a cabo como una organización no gubernamental y no partidista dedicada a informar al público sobre ciencia y políticas que afectan a la seguridad internacional, en particular la no proliferación nuclear.

“Estamos preocupados porque la confusión que rodea al acrónimo ISIS pueda tener un efecto negativo en la discusión pública en torno a nuestra principal área de acción: la no proliferación”, indica la institución en una declaración.

No obstante, asegura que no son los únicos.

“Mientras las noticias de los periódicos describen las atrocidades cometidas por el Estado Islámico, utilizando el acrónimo ISIS, la credibilidad de otros también es socavada entre el público que no está bien informado sobre el nuestra organización y otras”, lamenta.

El grupo yihadista, que el pasado junio estableció lo que ha denominado un califato en una franja que afecta parte del territorio de Irak y de Siria, anunció recientemente un cambio de nombre a EstadoIslámico (EI).

Sin embargo, “el persistente uso del acrónimo ISIS para referirse a esta organización terrorista continúa causando considerable confusión y un daño en la reputación de muchas organizaciones y entidades que también usan ese acrónimo”.

La organización científica reconoce las dificultades para transcribir del árabe al inglés el nombre del grupo terrorista pero recuerda que tanto el Gobierno estadounidense como la ONU le ha denominadoEstado Islámico de Irak y del Levante (ISIL, en inglés).

“Es así como el grupo fue sancionado por el Consejo de Seguridad de la ONU y este es el alias con el que el Departamento de Estado ha suplantado a Al Qaeda en Irak en su lista de Organizaciones Terroristas Extranjeras”, apunta.

El Instituto para la Ciencia y la Seguridad Nacional es una organización sin ánimo de lucro que usa desde 1993 el acrónimo ISIS, como la diosa egipcia, “cuya mitología incluye la maternidad y traer la vida de la muerte”, inspiró a los fundadores de la organización.

“Una organización centrada en prevenir la guerra nuclear, detener la expansión del armamento nuclear y eventualmente lograr el desarme nuclear”, señalan.

La organización científica rechaza las sugerencias que han recibido para cambiar su nombre porque consideran que no es la solución dado que hay muchas otras organizaciones que comparten ese acrónimo.

“La confusión sobre el uso del acrónimo ISIS para una organización terrorista y sus inintencionadas consecuencias se puede evitar”, por eso urgen a los medios de comunicación y otras ONG que no lo utilicen para referirse al grupo terrorista y usen el nuevo nombre que utiliza el grupo yihadista.

Entre las organizaciones que se suman a esta petición están el Instituto de Estudios Internacionales y Estratégicos (Institute of Strategic and International Studies), el Insitutto para el Estudio de Ciencias Interdisciplinarias (Institute for the Study of Interdisciplinary Sciences) y la Sociedad Internacional de Estudios Infantiles (International Society on Infant Studies). EFE