Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Países árabes acusan a Israel de frustrar las negociaciones con palestinos

El Cairo, 7 sep (EFE).- Los ministros de Asuntos Exteriores de los países árabes atribuyeron hoy a Israel el fracaso de las negociaciones con los palestinos y reiteraron su rechazo “categórico” a reconocer a ese país como “Estado judío”.


Publicidad

Tras la reunión que celebraron en El Cairo, los afirmaron que Israel es “totalmente responsable” del fracaso de las negociaciones por su rechazo a la solución de los dos Estados y a Jerusalén Este como capital de Palestina.

Asimismo, acusaron a Israel de frustrar el proceso de paz continuando con la política de asentamientos y el rechazo a liberar a los presos palestinos encarcelados en las prisiones israelíes.

Además, pidieron a Estados Unidos y al Cuarteto Internacional para Oriente Medio -que integran también la ONU, la UE y Rusia- que obliguen a Israel a respetar sus compromisos para proporcionar las condiciones adecuadas para que se reanuden las negociaciones de paz.

Los ministros árabes exigieron también al Consejo de Seguridad de la ONU que asuma sus responsabilidades para conseguir una paz justa y completa en la zona a partir de la solución de los dos Estados sobre las fronteras anteriores a la Guerra de los Seis Días de 1967.

Por otra parte, en el comunicado se pide a todos los “países amigos y hermanos” que expresen su apoyo a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para superar las repercusiones de la última operación militar israelí en la Franja de Gaza, llevada a cabo los pasados julio y agosto y en la que murieron unos 2.000 palestinos y 70 israelíes.

Los ministros se comprometieron a apoyar plenamente a la ANP para adherirse a las organizaciones internacionales después de que Palestina fue aceptada como miembro observador en la ONU, y solicitaron a todos los países que prohíban la importación de los productos fabricados en los asentamientos israelíes. EFE