Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

David Cameron pide que Irán se implique en el combate antiyihadista

Naciones Unidas, 24 sep (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, pidió hoy que se permita que Irán se implique en el combate de la comunidad internacional al Estado Islámico (EI), y abogó por una acción “inflexible” contra el grupo yihadista que incluya la vía militar.


Publicidad

“Los líderes de Irán podrían ayudar a la hora de derrotar la amenaza del Estado Islámico”, dijo Cameron en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

“Podrían ayudar a asegurar un Irak más estable e inclusivo, y una Siria más estable e inclusiva. Y si están preparados para hacerlo, deberíamos dar la bienvenida a su implicación”, agregó.

Cameron mantuvo este martes en Nueva York una reunión con el presidente iraní, Hasán Rohani, que supuso el primer encuentro al máximo nivel entre los dos países desde la revolución de 1979.

El objetivo del Reino Unido es recabar el apoyo iraní para combatir a los yihadistas y lograr que, al mismo tiempo, retire su apoyo al régimen sirio de Bachar al Asad.

Estados Unidos, que lidera los esfuerzos para formar una coalición internacional contra el EI, no ha descartado la posibilidad de que Irán se implique en ese esfuerzo, pero sí ha rechazado hacer concesiones en las negociaciones nucleares con Teherán a cambio de su ayuda en el combate a los yihadistas.

El discurso de Cameron ante la Asamblea General estuvo centrado en la amenaza que presenta el EI, y aseguró que la comunidad internacional debe ser “inflexible” a la hora de combatir ese reto.

“Debemos utilizar todos los medios a nuestra disposición, incluida la fuerza militar, para perseguir a los extremistas”, sentenció Cameron, sin anunciar ninguna acción concreta.

Poco antes, en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, Cameron respaldó la inclusión de un componente “militar” en la lucha del Reino Unido al EI, dos días antes de que el Parlamento británico debata si el país se suma a los ataques liderados por EE.UU. contra posiciones yihadistas en Irak.

El líder británico se refirió a las dudas que genera en el Reino Unido una eventual intervención en Irak, debido a la controversia por la participación del país en la guerra de Irak de 2003 decidida por el entonces primer ministro laborista, Tony Blair.

“Por supuesto que es absolutamente correcto aprender las lecciones del pasado, especialmente lo que ocurrió en Irak hace una década”, indicó, y se mostró a favor de una “preparación cuidadosa” de la respuesta al EI.

“Pero no debemos estar tan congelados por el miedo como para no hacer nada en absoluto”, afirmó. “No debemos permitir que los errores del pasado se conviertan en una excusa”. EFE