Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Guerrila kurda avisa que proceso de paz con Turquía puede romperse ante avance yihadista

Estambul, 6 oct (EFE).- En medio del avance del grupo yihadista Estado Islámico (EI) sobre la ciudad sirio-kurda de Kobani, el encarcelado líder de la guerrilla turco-kurda PKK, Abdulah Öcalan, advirtió hoy de una posible ruptura del proceso de paz con Turquía.


Publicidad

Si nada cambia, el proceso de paz entre la guerrilla kurda y el Gobierno turco expirará el 15 de octubre, advirtió Öcalan en un mensaje transmitido a través de su hermano.

“Esperaremos hasta el 15 de octubre, así lo comunicamos a las delegaciones, después no quedará nada de lo que íbamos a hacer”, citó Mehmet Öcalan a su hermano, al que visitó en su celda en la prisión de Imrali, donde cumple cadena perpetua desde 1999.

El fundador y aún dirigente supremo del PKK se quejó en la conversación de que el conflicto kurdo “no se puede solucionar con tácticas de dilación”, en referencia a un proceso de negociación que arrancó hace casi dos años con conversaciones entre los servicios secretos turcos y el propio Öcalan.

El ilegalizado Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) inició su luchar armada contra el Estado turco en 1984, y desde marzo de 2013 está en vigor un alto el fuego.

La guerrilla kurda ha retirado de Turquía a gran parte de sus milicianos, pero la cúpula del PKK se queja de que Ankara no ha dado los pasos que se esperaban, como la liberación de simpatizantes presos y la introducción del idioma kurdo en la enseñanza primaria.

“No hay nada que se parezca a una solución. Hablan de negociaciones, pero no hay negociaciones. Es una fachada falsa. De lo que íbamos a hacer no queda nada, y no quedará nada”, transmitió Mehmet Öcalan las palabras del líder del PKK a la cadena CNNTürk.

A la falta de avances en el proceso se añade el malestar kurdo por la total inactividad de Turquía frente al asedio de la ciudad kurdo-siria de Kobani, por parte del grupo terrorista Estado Islámico.

Numerosos dirigentes kurdos han advertido de que si Turquía permite que Kobani, situada a pocos kilómetros de la frontera turca, caiga en manos de los yihadistas, se anulará el proceso de paz.

Los líderes kurdos responsabilizan a Ankara de una gran permisividad o incluso de un apoyo silencioso al EI, mientras cierra la frontera a todo intercambio entre los kurdos de ambos países.

“Lucharemos hasta el final contra EI, no le daremos tregua. EI es una estructura artificial, y será un gran problema mañana para los gobiernos y personas que lo apoyan. Nuestro pueblo debe resistir para siempre al EI”, declaró Öcalan a través de su hermano.

La cadena turca NTV difundió hoy imágenes en las que se puede ver la bandera negra de EI colocada en un edificio de la periferia de Kobani, donde continúan los combates entre yihadistas y milicias sirio-kurdas.

Turquía realiza grandes movimientos de tanques a lo largo de la frontera, pero aunque desde esta zona se puede observar sin dificultad a los militantes de EI parapetándose entre casas, no ha intervenido para impedir el avance yihadista.

La web oficial de las Fuerzas Armadas turcas no ofrece datos acerca de la situación en la frontera y se limita a informar sobre el combustible sirio de contrabando decomisado en otras provincias. EFE