Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cadena minorista venezolana niega boicot

Foto: (AP Foto/Ariana Cubillos)

Caracas, Venezuela (AP) — La cadena venezolona de pequeños mercados Día Día negó el sábado los señalamientos del gobierno de que haya realizado alguna acción de sabotaje y acaparamiento de alimentos y productos básicos. El gobierno intervino la cadena en medio de duras medidas contra la escasez que afronta el país.

“Día Día no ha incurrido en acaparamiento. Día Día no ha incurrido en boicot”, advierte el comunicado de prensa divulgado por la cadena, cuyo control fue asumido el viernes por una red de mercados estatales, la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL).

“Día Día Practimercados es una cadena de 35 pequeñas tiendas a nivel nacional, dedicada a servir a los sectores populares del país, ofreciendo en un ambiente digno productos de la cesta básica a precios justos”, asegura la nota de prensa.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó al inicio de la semana la ocupación de un almacén de la cadena por incurrir supuestamente en la “venta irregular” de productos, y mantener “más de 2.500 toneladas de alimentos y de productos” en bodegas.

Una mujer espera en una cola para pagar en la caja en el supermercado Día a Día en el barrio Propatria de Caracas, Venezuela, el martes 3 de febrero de 2015. El gobierno está ocupando de manera temporal la cadena de supermercados Día a Día como parte de una ofensiva en contra de las empresas privadas a las que culpa de un empeoramiento en la escasez de bienes básicos y de las largas colas. Entre los bienes, cuyos precios son controlados por el gobierno, y que no se consiguen fácilmente están el café, el aceite de cocina, la harina de maíz, el azúcar, la leche, el papel higiénico, los pañales desechables, detergentes y suavizantes para ropa, entre otros artículos. (AP Foto/Ariana Cubillos)

Una mujer espera en una cola para pagar en la caja en el supermercado Día a Día en el barrio Propatria de Caracas, Venezuela, el martes 3 de febrero de 2015. El gobierno está ocupando de manera temporal la cadena de supermercados Día a Día como parte de una ofensiva en contra de las empresas privadas a las que culpa de un empeoramiento en la escasez de bienes básicos y de las largas colas. Entre los bienes, cuyos precios son controlados por el gobierno, y que no se consiguen fácilmente están el café, el aceite de cocina, la harina de maíz, el azúcar, la leche, el papel higiénico, los pañales desechables, detergentes y suavizantes para ropa, entre otros artículos. (AP Foto/Ariana Cubillos)

Desde la intervención, el director general del supermercado Día Día, Manuel Andrés Morales, permanece detenido en las instalaciones del Sebin —el servicio de inteligencia— por instigar presuntamente las irregularidades en la distribución de víveres.

Al respecto, la cadena informó que está usando los “recursos legales disponibles para obtener la liberación” de Morales, quien sigue, dijeron “detenido e imputado de forma arbitraria e irregular”.

“A pesar del espíritu colaborador que ha tenido la empresa y el personal ante tal fiscalización, numerosos empleados fueron detenidos arbitrariamente incluyendo gerentes de tienda y personal del almacén”, sostiene la cadena en su nota de prensa.

Previo a la ocupación de Día Día, el gobierno de Maduro inició el fin de semana un procedimiento administrativo contra Farmatodo, la mayor cadena de farmacias de Venezuela. A dos de los altos ejecutivos de la cadena les fueron endilgados cargos de “boicot” y “desestabilización de la economía”.

Venezuela está sumida en una crisis económica caracterizada por una inflación galopante que el año pasado superó el 64%, problemas graves de escasez y recesión. Según analistas, esta última se agravará este año debido a la caída de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos del país.