Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Europa pide solidaridad para frenar ola de inmigrantes

Una familia de inmigrantes espera afuera de una carpa de la Cruz Roja después de llegar al fuerte de Augusta, Sicilia, en el sur de Italia, el 9 de mayo de 2015. La Unión Europea hizo un llamado el 13 de mayo de 2015 para que los países miembros sean solidarios con las naciones que enfrentan una ola migratoria sin precedentes. (Foto AP/Francesco Malavolta)

BRUSELAS (AP) — La Unión Europea pidió el miércoles a los países miembros que sean solidarios con las naciones que enfrentan una ola migratoria sin precedentes en el Mediterráneo e informó que planea endurecer las normas de asilo.


Publicidad

“No es aceptable que la gente en la UE diga que se debe frenar la muerte de personas en el Mediterráneo y al mismo tiempo quedarse callado cuando se le pregunta qué pasará con esas personas”, señaló el vicepresidente de la Comisión Eurpea, Frans Timmermans.

“Las normas no están rotas, no se aplican apropiadamente y es tiempo de que apliquemos apropiadamente las que ya existen”, dijo a periodistas al presentar la nueva agenda europea sobre inmigración.

La agenda es la piedra angular de la respuesta de Europa a la ola de inmigrantes que ha dejado al menos 1.700 personas muertas en el Mediterráneo en semanas recientes.

El plan prevé la eventual introducción de cuotas nacionales que obligarían a los 28 países miembros a compartir refugiados con estados que están en primera fila como Italia, Grecia y Malta.

Algunos países como Hungría, Eslovaquia y Estonia se oponen al plan de cuotas, el cual establecería un máximo de refugiados basado en la población, crecimiento económico y tasa de empleo de cada país.

La ministra británica del Interior Theresa May dijo que su país no participará en el sistema de cuotas porque esto sólo alentará a más personas a hacer el peligroso viaje de cruzar el mar.

“No podemos hacer nada que anime a más personas a hacer este peligroso viaje o hacerlo más fácil para las pandillas responsables de su miseria. Esto es por lo que Gran Bretaña no participará en un sistema obligatorio de alojamiento o reubicación”, escribió May en el diario The Times Newspaper.

En contraste, su homólogo italiano Angelino Alfano dijo que la agenda de migración es “el día de la verdad”.

“El muro de Dublín caerá si logramos aprobar un sistema de cuotas para los inmigrantes que cada país debe asumir”, comentó en la radio estatal RAI, en referencia al llamado sistema de Dublín que dicta que los solicitantes de asilo deben ser procesados en el país donde lleguen primero. (I)