Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama quiere convalidar sus gestiones con Irán

Esta imagen de la emisora de televisión en inglés de Irán muestra al presidente estadounidense Barack Obama y al vicepresidente Joseph Biden anunciando un acuerdo nuclear con Irán el 14 de julio del 2015 en Washington. (Press TV via AP video)

WASHINGTON (AP) — Para el presidente Barack Obama, el histórico acuerdo nuclear con Irán convalida un arduo y riesgoso proceso político que contribuirá a su legado.


Publicidad

El acuerdo para contener el programa nuclear iraní podría impedir a Teherán producir una bomba nuclear o ser objeto de una acción militar durante la presidencia de Obama. Pero sigue siendo una incógnita si logrará detener las ambiciones nucleares iraníes después que deje el cargo.

La cantidad de tiempo y capital político que Obama invirtió en las conversaciones con Irán suscitaron especulaciones de que tenía demasiado en juego como para retirarse de la mesa de negociaciones, independientemente del resultado final. Obama autorizó conversaciones secretas con Irán en 2012, seguidas de casi dos años de negociaciones formales junto con Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China. Su aproximación a Irán redujo a uno de sus peores niveles la relación con Israel y agudizó tensiones con el Congreso.

Las gestiones fueron en sí un referendo sobre la convicción de Obama de que se puede lidiar aun con los peores enemigos de Estados Unidos mediante diplomacia y presiones económicas en vez de la fuerza militar.

“Representa lo que él es y lo que significa su presidencia”, comentó Julianne Smith, exfuncionaria de la Casa Blanca y el Pentágono. “Necesita convalidar ese enfoque”.

Ahora que se acordó el convenio, una de las prioridades de Obama será convencer de sus virtudes a los legisladores escépticos y a los líderes mundiales, como también al público estadounidense. Pasó buena parte del martes llamando a líderes de Europa y el Oriente Medio. El miércoles se proponía ofrecer una conferencia de prensa alrededor del mediodía sobre el tema mientras enviaba al vicepresidente Joe Biden al Congreso para reunirse con los demócratas.

Algunos altos funcionarios dicen que Obama es sensible a la impresión de que estaba desesperado por concretar un acuerdo. Mientras restan detalles importantes por ajustar antes del plazo del 30 de junio para un convenio definitivo, dijeron que el presidente instó a su equipo a convencer a todos, tanto de manera pública como privada, de que Estados Unidos estaba preparado para poner fin a las conversaciones sin un acuerdo. (I)