Ecuador. lunes 23 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Doce muertos en ataques con niñas suicidas en Camerún y Nigeria

Una pared manchada de sangre y una ventana rota muestran parte del daño ocasionado por la explosión de una bomba que mató al menos 25 personas en Zaria, Nigeria, el martes 7 de julio de 2015. (Foto AP)

MAIDUGURI, Nigeria (AP) — Niñas atacantes suicidas se inmolaron este fin de semana en Nigeria y Camerún, matando a 12 personas, informaron las autoridades este lunes aunque enfatizaron que la cifra de víctimas pudo haber sido aún mayor ya que las agresoras detonaron sus explosivos justo cuando eran sometidas a revisiones policiales.


Publicidad

La policía atribuyó los atentados a Boko Haram, afirmando que una de las chicas detonó su bomba el domingo a la noche en puesto de control militar frente a Maiduguri, en el noreste de Nigeria.

El jefe policial Aderemi Opadokun dijo que la mujer se mató y causó la muerte de otros siete pasajeros que se habían bajado del autobús para ser sometidos a una revisión policial. Unas 12 personas resultaron heridas.

Es el primer atentado con explosivos en casi un mes en Maiduguri, cuna de la insurgencia islámica que desde hace seis años ha matado a unas 20.000 personas y ha obligado a unas 2,3 millones de huir de sus hogares.

Los soldados en todos los puntos de entrada a Maiduguri detienen a los vehículos a unos 500 metros de distancia y obligan a los ocupantes a salir con las manos en alto.

En Camerún, el ministro de Comunicaciones Issa Tchiroma Bakari dijo que cuatro atacantes suicidas adolescentes se infiltraron al país desde Nigeria el sábado y fueron detenidos por agentes de la defensa civil en el pueblo fronterizo Fotokol.

“Cuando uno de los miembros de la patrulla se les acercó, uno de ellos se hizo explotar, matando a cinco miembros de una familia”, dijo el ministro. “Al escuchar la explosión, los soldados dispararon al aire para ahuyentar a cualquier posible atacante. Los otros tres entraron en pánico y detonaron sus explosivos, pero se suicidaron sin matar a nadie más”.

Se ha vuelto práctica común en Nigeria y Camerún que atacantes suicidas detonen sus explosivos justo cuando son detenidos en revisiones de rutina, lo que según las autoridades ha evitado que la cifra de bajas sea aún mayor.

En Nigeria han continuado los ataques suicidas, los asaltos a aldeas y los secuestros, a pesar de que los militares dicen haber destruido una veintena de campamentos de Boko Haram en semanas recientes. (I)