Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia critica el escepticismo de Asad ante una posible tregua en Siria

Rusia criticó hoy por primera vez en muchos meses al presidente de Siria, Bachar al Asad, por dudar de que sea posible declarar un alto del fuego en ese país, considerado el primer paso para el inicio de un proceso de paz en el país árabe.

Publicidad

“Esta es mi opinión personal, pero he visto por televisión las declaraciones de Asad y (…) por supuesto discrepan con los esfuerzos diplomáticos de Rusia”, dijo Vitali Churkin, embajador ruso ante la ONU, al diario “Kommersant”.

El diplomático recordó que en Viena y en la última reunión de Múnich “se habló de un alto el fuego, del cese de las hostilidades en un futuro a la vista. Ahora, se está trabajando en ello”.

“Rusia se ha comprometido muy seriamente en esta crisis, tanto política como diplomáticamente, y ahora también militarmente. Por ello, claro que nos gustaría que Asad también lo tuviera en cuenta”, destacó.

Churkin subrayó que Moscú espera que Siria atienda a sus consejos, una vez que, “independientemente del potencial del Ejército sirio, ha sido la eficaz operación de la Aviación rusa la que le ha permitido expulsar a sus enemigos de Damasco”.

“Ahora, es posible que (las fuerzas gubernamentales) tomen Alepo, la mayor ciudad en el norte del país. Pero si ellos consideran que no necesitan ninguna tregua y hay que combatir hasta el final, entonces el conflicto proseguirá durante mucho tiempo. Es horrible imaginarlo”, pronosticó.

El embajador ante Naciones Unidos destacó que “en el primer año de guerra, era difícil imaginar que continuaría, pero lo hace“, “ahora la mitad de Siria, sino más, es una ruina” y “la mitad de la población son refugiados en el extranjero o desplazados internos”.

En sus declaraciones Asad consideró que será difícil lograr un alto el fuego en Siria, donde en las últimas semanas se han recrudecido los combates entre el Ejército, los rebeldes y los grupos yihadistas.

“Dicen que quieren un alto el fuego en una semana. ¿Quién es capaz de cumplir todas las condiciones y requisitos en una semana? Nadie. ¿Quién hablará con los terroristas si una organización terrorista rehúsa sumarse a la tregua? ¿Quién les hará responsables? ¿Quién, como ellos dicen, los bombardeará?”, dijo.

Advirtió que en caso de que se declare un alto el fuego eso no significa que cada uno de los bandos dejará inmediatamente de utilizar su armamento.

Asad también recordó las profundas discrepancias existentes entre Siria y otros países a la hora de catalogar a los grupos que combaten contra las fuerzas gubernamentales como terroristas.

“Para un Estado, cualquiera que porte un arma contra el Estado y contra el pueblo sirio es un terrorista. Y esto es indiscutible”, subrayó.

Rusia ha mantenido siempre que continuará sus bombardeos contra las posiciones yihadistas en Siria mientras el Ejército de ese país prosiga su ofensiva.

No obstante, Churkin aseguró que si rebeldes se comprometen a cesar las hostilidades y la coalición liderada por Estados Unidos suspende sus bombardeos, entonces Rusia también podría plantearse un cese del fuego.

Las negociaciones entre el régimen sirio y la oposición arrancaron a finales de enero en Ginebra, pero fueron interrumpidas poco después y aplazadas hasta el 25 de febrero por el mediador de la ONU, Staffan de Mistura, debido a una escalada de los combates y de los bombardeos. EFE (I)

Publicidad