Ecuador. Miércoles 29 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Justicia secuestra autos de lujo en casa del empresario kirchnerista juzgado por lavado

El lujoso Audi rojo secuestrado en un galpón de Lázaro Báez. (Publicado por el diario Clarín).

La Justicia argentina ordenó el allanamiento de diversas propiedades del empresario Lázaro Báez, cercano al kirchnerismo, con el fin de “recuperar activos” en el marco de la causa en la que está procesado por presunto blanqueo de dinero, dijo hoy el juez del caso, Sebastián Casanello.

Publicidad

Entre los múltiples allanamientos realizados hoy en propiedades de Lázaro Báez, uno de ellos llamó la atención: un amplio galpón de Río Gallegos dónde el empresario K guardaba una colección de autos que incluía vehículos de alta gama y hasta modelos ícono de los fierreros argentinos.

“Hoy se están realizando todos estos procedimientos sobre los cuales no puedo dar precisiones” porque están en curso, declaró el magistrado a Radio Nacional.

Los allanamientos se produjeron a lo largo de la jornada en propiedades del empresario en diferentes localizaciones de la provincia sureña de Santa Cruz, en un operativo que se desarrolló bajo la supervisión del fiscal Guillermo Marijuan, encargado de la causa.

Se trata del mismo caso por el cual el integrante del Ministerio Público Fiscal solicitó el pasado 9 de abril que se investigue a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

El pasado 18 de abril, Casanello procesó a Báez y a su hijo Martín, así como al contable Daniel Pérez Gadín y a los financieros César Fernández y Fabián Rossi, entre otros, al considerarlos “co-autores del delito de lavado de activos” que, según la legislación argentina, tiene una pena máxima de diez años de prisión.

El Porsche Cayenne negro que fue retirado en marcha del galpón de Lázaro Báez.

El Porsche Cayenne negro que fue retirado en marcha del galpón de Lázaro Báez.

Además, en la misma resolución, el juez citó a declaración indagatoria al extitular del Fisco argentino durante el Gobierno de Fernández, Ricardo Echegaray.

Casanello señaló hoy que los allanamientos se están realizando con la ayuda de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Unidad de Información Financiera (UIF), los dos organismos de control que están presentados en la causa como querellantes.

En las resoluciones judiciales hay un “objetivo” de recuperar activos “con un amplísimo abanico de medidas” a tal fin, añadió Casanello.

Entre las medidas también se dictó la clausura de un estudio contable.

Una impecable cupé Dodge GTX, secuestrada en un galpón propiedad de Lázaro Báez. (Imagen TV)

Una impecable cupé Dodge GTX, secuestrada en un galpón propiedad de Lázaro Báez. (Imagen TV)

El magistrado Casanello, anteriormente, había señalado que ni el juzgado ni la fiscalía ahorran esfuerzos a la hora de buscarlo todo en el marco de este tipo de delitos de blanqueo de capitales.

“Tengan paciencia” a la hora de obtener resultados, expresó el magistrado, quien lamentó las filtraciones que en los últimos días se hicieron en torno a la causa.

Báez fue estrecho colaborador del fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) y principal adjudicatario de obra pública en la sureña provincia de Santa Cruz, bastión kirchnerista.

La causa se inició en 2013, cuando el financiero Federico Elaskar reconoció en un programa de televisión haber sacado del país millonarios fondos de Báez a través de sociedades inscritas en Panamá, algo que luego negó ante la Justicia.

El caso volvió a tomar impulso después de que diversos medios locales difundieran recientemente unos vídeos grabados en 2012 que muestran a varias personas contando fajos de billetes, millones de dólares, en una oficina de la financiera SGI en Buenos Aires. EFE

Una vista del galpón dónde Lázaro Báez almacenaba parte de su flota de vehículos.

Una vista del galpón dónde Lázaro Báez almacenaba parte de su flota de vehículos.