Ecuador. Martes 17 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La OEA invoca la Carta Democrática y llama a una reunión urgente por Venezuela

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en foto del 14 de diciembre de 2015. Juan Manuel Herrera/OAS

El secretario general de la OEA Luis Almagro convocó a una sesión urgente del Consejo Permanente del órgano hemisférico para analizar si Venezuela ha sufrido una alteración del orden constitucional.

Publicidad

En una carta dirigida al embajador argentino Juan Arcuri, presidente rotativo del Consejo Permanente, y publicada el martes en el sitio web de la OEA, Almagro solicitó que la reunión tenga lugar entre el 10 y el 20 de junio invocando el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

El periodo propuesto por Almagro abarca la Asamblea General, máxima instancia de la organización, que tendrá lugar en Santo Domingo del 13 al 15 de junio.

El artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana autoriza a cualquier estado miembro o al secretario general a convocar al Consejo Permanente en caso de que “en un estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

El Consejo Permanente tendría la autoridad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General, la cual podría suspender a ese país de la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los 34 estados miembros.

The Associated Press solicitó el martes un comentario a la embajada venezolana, sin obtenerlo de inmediato.

Caracas ha acusado a Almagro de perder legitimidad como mediador en la crisis venezolana al parcializarse a favor de la oposición venezolana.

Ya Paraguay había pedido la semana pasada una reunión urgente de los cancilleres de los países que integran el Mercosur para analizar la situación en Venezuela. La cita aún no tiene fecha.

Almagro decidió convocar la sesión urgente tras recibir en abril a una delegación de congresistas opositores venezolanos, quienes le pidieron evaluar el mecanismo más apropiado de intervenir ante lo que calificaron como intentos del ejecutivo venezolano para entorpecer el funcionamiento de la Asamblea Nacional.

Las tensiones políticas aumentan en la nación sudamericana mientras los venezolanos siguen agobiados por una galopante inflación, que se estima podría llegar este año a 720%, graves problemas de escasez de alimentos, medicinas y productos básicos y una recesión económica que tiende a complicarse por la caída del precio del petróleo, que representa 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Almagro formuló su solicitud después de que ex presidentes iberoamericanos se reunieron por separado con líderes oficialistas y opositores venezolanos el pasado fin de semana en República Dominicana, como parte de una iniciativa impulsada por Unasur. (I)

___

Publicidad