Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rajoy-Obama, jamón versus M&M’S

Foto: elpais.com

Madrid,  (EFE).- Quince años sin que un presidente estadounidense pisara el Palacio de la Moncloa bien merecía que Barack Obama saliera hoy de la sede la Presidencia del Gobierno español con un jamón bajo el brazo.

Publicidad

Ese es el obsequio que le hizo el presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy con motivo del encuentro que mantuvieron en el marco de la visita de Obama en la parte final de su mandato.

Se trata de un buen ejemplo de la “Marca España”, regalado en correspondencia a los elogios que el presidente estadounidense dirigió hoy hacia el territorio en el ha estado menos de 24 horas: “Es un país hermoso”.

Y lo es por su comida (de la que se lleva una preciada muestra), su cultura y su hospitalidad, comentó en presencia de Rajoy y de los periodistas en el salón Tàpies de la Moncloa.

Ese fue el lugar elegido por el presidente del Gobierno para una conversación entre ambos de unos tres cuartos de hora y en la que también hubo regalo de Obama a Rajoy: una caja de cristal con su firma y el escudo de la Casa Blanca.

Pero antes de esa reunión, Obama ya se había llevado otro regalo, en ese caso de manos del rey Felipe VI, con quien se entrevistó a primera hora de la mañana.

El rey le entregó una edición en inglés del Quijote (“Don Quixote”), editada por Penguin, encuadernada en piel de forma artesanal, y con traducción del prestigioso hispanista John Rutherford.

Foto: elpais.com

Foto: elpais.com

El volumen entregado a Obama incluye una dedicatoria con las firmas de rey y la reina Letizia -que no estuvo presente- en la que se menciona la famosa cita sobre la libertad que figura en el capítulo 58 de la segunda parte del Quijote: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos”.

Un regalo motivado por el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes (1547-1616), que Obama recibió tras la reunión con el rey en el Palacio Real de Madrid.

A continuación se dirigió al Palacio de la Moncloa para su segunda reunión del día, con Rajoy, en la que hablaron de política y tras la cual hubo reparto de elogios.

De Obama a Rajoy y a todos los españoles por las medidas que están dando sus frutos para dejar atrás la crisis, y de Rajoy a Obama por su gestión y por ser un buen amigo de España y una persona comprometida.

El presidente de Estados Unidos aseguró que piensa no descuidar su vínculo con España y garantizó que volverá como expresidente junto a su familia.

Podrá entonces comprobar si sigue mejorando su comprensión del español, que hoy no se atrevió a utilizar en público pero que afirmó a Rajoy que entiende bastante gracias a que una de sus hijas -la mayor, Malia- lo ha estudiado y practica con ella.

Quizás el jamón (con jamonero y cuchillo para su corte incluidos) regalados hoy sean un acicate para que Obama regrese a España en un futuro no muy lejano. O tal vez sirvan para que, aunque sea en sus últimos meses como presidente, se replantee sus presentes a otros líderes cuando los recibe en Washington.

Cuando el 13 de enero Rajoy le visitó en la capital estadounidense, Rajoy salió de la Casa Blanca con una pequeña caja de chocolates “emanems” (M&M’S). Eso sí, con la firma de Obama. Jamón versus “M&M’S”. EFE

bb/adr/agf

 

Publicidad