Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte eleva la tensión al disparar un misil cerca al mar de Japón

Kim Jong-un. Foto por la Agencia de Noticias de Corea del Norte KCNA

Corea del Norte realizó hoy un nuevo ensayo con dos misiles de medio alcance, uno de los cuales cayó en aguas territoriales de Japón, en una nueva demostración de fuerza que ha generado una fuerte condena de Tokio.

Publicidad

Los dos misiles tipo Rodong despegaron de un área costera en la provincia norcoreana de Hwanghwae del Sur, al suroeste del país, y uno de ellos estalló nada más despegar de la lanzadera, según confirmó el Ministerio de Defensa de la vecina Corea del Sur.

El otro misil, sin embargo, voló aproximadamente un millar de kilómetros hasta caer en el Mar de Japón (Mar del Este) a 250 kilómetros de la costa nipona y en aguas de la zona económica especial (ZEE) o mar territorial de Japón.

El primer impacto en 18 años de un proyectil norcoreano en aguas de la ZEE de Japón ha generado una fuerte rechazo de Tokio, al plantear una nueva amenaza a la seguridad de sus actividades marítima y aeronáutica.

El primer ministro japonés Shinzo Abe, que compareció ante los medios tras el suceso, calificó el lanzamiento como “un problema grave para la seguridad” que viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

El ministro de Defensa, Gen Nakatani, fue más allá al considerar la acción “una amenaza y una provocación para la seguridad” de Japón, mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores envió una protesta a través de su embajada en Pekín, ya que Tokio y Pyongyang no mantienen relaciones diplomáticas.

Aunque no se han producido daños en embarcaciones o aviones, el ministro de Defensa ha puesto en alerta a las Fuerzas de Autodefensa (Ejército), que de momento siguen recabando información y analizando datos para conocer cuál era el objetivo del lanzamiento norcoreano.

Desde que Kim Jong-un llegó al poder a finales de 2011, el Ejército Popular de Corea del Norte ha realizado un total de 30 pruebas de misiles y otros proyectiles balísticos, según datos de Seúl.

El ensayo armamentístico de hoy es el primero desde el pasado 19 de julio, cuando el Estado comunista llevó a cabo el lanzamiento de dos misiles de corto alcance y un tercero de medio alcance.

El Rodong, un proyectil balístico autóctono con un rango de 1.300 kilómetros, es el principal misil de medio alcance en el arsenal de Corea del Norte, y el Ejército lo ha lanzado en varias ocasiones en los últimos años a pesar de que se lo prohíben las resoluciones de la ONU.

El doble lanzamiento de hoy se considera una nueva demostración de fuerza como respuesta a las recientes sanciones internacionales al país y a la próxima instalación del paraguas antimisiles estadounidense en Corea del Sur.

Para hacer frente a los cada vez más avanzados programas armamentísticos del régimen de Kim Jong-un, Seúl y Washington acordaron a principios de julio instalar en territorio surcoreano el sistema de defensa antimisiles de fabricación estadounidense THAAD, con el objetivo de desplegarlo el año que viene.

Por otro lado, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso en marzo fuertes sanciones comerciales a Corea del Norte por la prueba nuclear y el lanzamiento de un cohete espacial con tecnología de misiles llevados a cabo en los dos meses anteriores.

Pyongyang ha protestado airadamente ambas decisiones y en los pasados meses ha realizado nuevas pruebas de misiles de corto y medio alcance, mostrando así que no cederá a las presiones internacionales contra sus programas de armas nucleares y de destrucción masiva. EFE (I)

Publicidad