Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico retoma la ciudad siria de Palmira

Imagen publicada en línea el sábado 10 de diciembre de 2016 por parte de simpatizantes del grupo Estado Islámico que presuntamente muestra un tanque operado por el grupo extremista mientras dispara contra las tropas sirias al este de Palmira, Siria. (Fotografía de milicianos vía AP)

BEIRUT (AP) — Milicianos del Estado islámico retomaron el domingo la antigua ciudad siria de Palmira de manos de las tropas del gobierno a pesar de que contaron con el apoyo de una serie de ataques aéreos rusos, según activistas sirios. La ciudad es hogar de unas famosas ruinas de la era romana, de 2.000 años de antigüedad.


Publicidad

En caso de confirmarse la recaptura de Palmira, se trataría de un avance importante del Estado Islámico, después de un año de derrotas en Siria y la vecina Irak.

Respaldado por el poder aéreo ruso, el gobierno sirio recuperó Palmira en marzo, con gran fanfarria. Sin embargo, los milicianos avanzaron constantemente en los últimos días, mientras el gobierno emprendía una ofensiva importante contra los rebeldes en la ciudad norteña de Alepo.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y el Grupo de Coordinación de Palmira informaron que los miembros de Estado Islámico lanzaron un asalto múltiple hasta llegar a la ciudad, obligando a las fuerzas gubernamentales a retirarse hacia el sur.

Horas antes, el gobierno ruso aseguró que su fuerza aérea ayudó a las tropas sirias a rechazar un ataque del grupo extremista sobre la ciudad histórica de Palmira. El Ministerio ruso de Defensa afirmó el domingo que su aviación militar realizó 64 ataques aéreos durante la noche que mataron a 300 milicianos del grupo armado y destruyeron los vehículos y artillería de los extremistas.

Sin embargo, horas después, los activistas dijeron que Estado Islámico había tomado un castillo justo a las afueras de la ciudad.

Palmira fue una importante atracción turística antes de que comenzara la guerra civil siria en 2011. El grupo armado tomó la ciudad el año pasado y la retuvo durante 10 meses antes de ser expulsado por las fuerzas sirias con apoyo ruso.

Durante ese tiempo dinamitó una serie de templos y destruyó otras antigüedades.

Desde hace alrededor de un año, Estado Islámico ha sufrido varias derrotas tanto en Siria como en Irak, perdiendo varios pueblos y ciudades que había capturado en 2014. El grupo está asediado actualmente en la ciudad norteña de Mosul, donde libra una batalla feroz con las fuerzas iraquíes respaldadas por Estados Unidos.

El secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, llegó a Bagdad el domingo en una visita no anunciada para evaluar el avance de la batalla en Mosul. Tenía programado reunirse con comandantes estadounidenses y líderes iraquíes.

La agencia de noticias estatal de Siria dijo que otras 4.000 personas han huido de Alepo, mientras las fuerzas gubernamentales siguen acercándose a un enclave rebelde que se está encogiendo rápidamente.

La televisión estatal mostró el domingo a cientos de sirios huyendo del oriente de Alepo mientras se intensifica la lucha. Dijo que más de 70.000 personas han huido desde que la ofensiva de gran escala comenzó a principios de este mes.

Una emisora estatal dijo que los insurgentes aún controlan alrededor de 7 kilómetros cuadrados (4 millas cuadradas) del este de la ciudad.

Los rebeldes capturaron en 2012 la mitad oriental de Alepo, la ciudad más grande de Siria y alguna vez su capital comercial. Si el gobierno recaptura la ciudad se anotaría su mayor victoria desde que comenzó la guerra en 2011.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general Igor Konashenkov, dijo que 291 rebeldes se rindieron. Rusia es un aliado clave del presidente Bashar Asad.