Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ACNUR denuncia el “fracaso colectivo” de siete años de guerra en Siria

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) denunció hoy “el fracaso colectivo” que supone que Siria esté a punto de comenzar su séptimo año de conflicto civil, con un coste indescriptible para su población.


Publicidad

“(Tras seis años de guerra), las familias han sido destrozadas, civiles inocentes asesinados, hogares destruidos, fuentes de ingresos eliminados, es un fracaso colectivo”, afirmó, citado en un comunicado, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

“Y el país se encuentra en un cruce de caminos. A menos que se tomen medidas drásticas que apuntalen la paz y la seguridad, la situación empeorará”, agregó.

El responsable recordó que seis años de guerra han hecho que en Siria 6,3 millones de personas sean desplazados internos y que 13,5 millones necesiten ayuda humanitaria para sobrevivir.

Además, 4,9 millones de sirios son refugiados en los países vecinos en situaciones de extrema precariedad en la mayoría de los casos.

En este contexto, Grandi afirmó que más allá de los esfuerzos diplomáticos para alcanzar un acuerdo de paz, la comunidad internacional debe seguir apoyando los programas humanitarios que asisten a todos estos millones de sirios que viven situaciones de precariedad.

Este año, Naciones Unidas ha solicitado 8.000 millones de dólares para la respuesta a la crisis humanitaria causada por la guerra en Siria, y Grandi espera que en la próxima conferencia de Bruselas, el 5 de abril, los donantes sean suficientemente generosos para poder financiar todo lo solicitado.

“Urgimos a los donantes que mantengan fondos adecuados y flexibles que nos permitan responder a las enormes necesidades. Los fondos no acabarán con el sufrimiento. Pero es una de las cosas que podemos hacer cuando la pobreza y la miseria se intensifican. Los recursos disponibles actualmente no son ni de lejos los que necesitamos”, explicó el responsable. EFE