Ecuador. Lunes 26 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Derrota del Madurismo ante sesión de la OEA

Foto: ARCHIVO/Twitter de Jesus Chuo

Los 34 estados miembros de la Organización de Estados Americanos comenzaron el martes una reunión para analizar la situación en Venezuela, pese a la rotunda renuencia del país sudamericano se aprobó la agenda con 20 votos a favor, 11 en contra 2 abstenciones y 1 ausencia.


Publicidad

La sesión se inicio dos horas más tarde de lo previsto, después de que Venezuela, con el apoyo de Bolivia y Nicaragua, tratara de impedir la celebración alegando que la reunión viola el principio de “no intervención en los asuntos internos de los Estados miembros“.

Para celebrar la sesión eran necesarios 18 votos y hubo 20, ya que Belice y Guyana se sumaron a los 18 países que habían solicitado la sesión: Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Barbados, Bahamas, Santa Lucía y Jamaica.

Se abstuvieron Antigua y Barbuda y Trinidad y Tobago y hubo una ausencia, la de Granada.

Lea también: Chavismo marcha en Caracas contra la OEA

Antes de la reunión, el diputado opositor venezolano Luis Florido dijo a reporteros en la sede de la OEA que “el Consejo Permanente puede ayudar mucho” para lograr cuatro metas concretas: que se convoquen elecciones, se liberen a presos políticos, se abra un canal humanitario y se respete a la Asamblea Nacional.

Una vez iniciada la reunión, el embajador mexicano Luis Alfonso de Alba Góngora dijo no tener duda alguna sobre la legitimidad de las acciones que adopte la OEA sobre Venezuela y criticó que se invoque el principio de la no intervención “para esconder alteraciones al orden democrático ni para eludir responsabilidad sobre derechos humanos o el estado de derecho“.

Lea además: Maduro dice que no le quita el sueño las “estupideces” de Almagro en la OEA

Tras un farragoso debate sobre la legalidad de la reunión entre quienes se oponían a celebrarla y quienes la convocaron, el responsable de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, aclaró que “los Estados tienen derecho a plantearle al Consejo Permanente los temas que deseen“.

Acto seguido se votó y se inició una reunión en la que se espera un debate abierto sobre la situación en Venezuela y, si se reúnen los apoyos, una declaración que pide que la OEA siga “examinando distintas opciones para lograr el restablecimiento de la normalidad democrática dentro del marco constitucional venezolano“.

El texto, solo tiene tres puntos y no incluye las demandas de fijar un calendario electoral, liberar presos políticos” y respetar las decisiones de la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, que sí recoge la declaración conjunta que publicaron el pasado jueves 14 países.

Los venezolanos atraviesan una crisis política, agravada por una inflación galopante y una grave escasez de medicinas y alimentos.

Con información de EFE y AP

(I)