Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU acusa a Venezuela de destruir derechos humanos

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley participa en la 35va sesión del Consejo de Derechos Humanos, en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, el martes 6 de junio de 2017. La diplomática manifestó su preocupación por la situación en Venezuela. (Magali Girardin/Keystone via AP)

GINEBRA (AP) — La embajadora de Estados Unidos ante la ONU lamentó el martes el “rápido deterioro de la situación de los derechos humanos” en Venezuela, y dijo que su gobierno debería retirarse del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas si el organismo no puede abordar el problema.


Publicidad

“El gobierno venezolano está destruyendo los derechos humanos y la democracia”, comentó la embajadora Nikki Haley. Agregó que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está “convirtiendo a esa nación próspera y democrática en una dictadura”.

Haley habló unos cuatro minutos y su mensaje era muy esperado en el Consejo, el cual inició el martes su sesión de verano, la cual durará tres semanas.

La embajadora denunció que se está haciendo una “campaña de violencia e intimidación” por el gobierno venezolano, en un evento aparte de la sesión Consejo de Derechos Humanos.

Haley insistió que el gobierno de Maduro “está dejando a su población sin comida y la está lastimando deliberadamente”.

Dijo que muchas cosas se podrían hacer para ayudar a los venezolanos “pero ellos sólo necesitan una cosa: una elección libre”.

Reiterando las preocupaciones expresadas por funcionarios del gobierno de Donald Trump sobre la efectividad del cuerpo de 47 miembros, Haley dijo que Estados Unidos está “estudiando atentamente este Consejo y nuestra participación en él”.

También manifestó que es “esencial que este Consejo evalúe su crónico prejuicio antiisraelí si desea tener credibilidad”.

Pidió al Consejo adoptar “las resoluciones más firmes posibles sobre las situaciones críticas de derechos humanos en Siria, la República Democrática del Congo, Eritrea, Bielorrusia y Ucrania, y que haga un seguimiento para prevenir más violaciones de derechos humanos y abusos en esos países”.

(I)