Ecuador. jueves 23 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El caso de Tintori enfrenta a Venezuela con líderes europeos

Lilian Tintori.

El Gobierno venezolano protestará ante España, Alemania, Italia y Reino Unido, tras rechazar sus declaraciones sobre la prohibición de salir del país a la esposa del opositor Leopoldo López, Lilian Tintori, quien iba reunirse con líderes de esas naciones para denunciar la crisis en Venezuela.


Publicidad

El caso por las dos cajas llenas de dinero en efectivo halladas en el auto de Tintori condujo este sábado a una medida de prohibición de salida del país que bloqueó un encuentro entre la activista opositora y los mandatarios de España, Francia, Alemania, e Italia y que también generó críticas del canciller chileno, Heraldo Muñoz.

Una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano confirmó hoy a Efe que el Gobierno de Nicolás Maduro protestará formalmente tras las declaraciones de los Gobiernos europeos y entregará notas ante los embajadores de España, Alemania, Italia y Reino Unido en Caracas.

Además, el Gobierno publicó una serie de mensajes para responder a sus pares de Europa, entre ellos el Reino Unido, al único al que dirigió formalmente un comunicado emitido por el despacho de exteriores venezolano.

Tras conocer la medida contra Tintori, el Reino Unido lamentó que las autoridades venezolanas hayan evitado el viaje y condenó el momento en el que la decisión fue tomada, refiriéndose a que en este viaje preveía reunirse con la primera ministra, Theresa May.

En respuesta, Venezuela señaló hoy que el Gobierno británico actúa en “desconocimiento” de la situación del país e interfiere “abiertamente en los asuntos internos de Venezuela, al asumir posiciones parcializadas que alientan las más aborrecibles prácticas de corrupción, internacionalmente condenadas”.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, respondió además a los demás Gobiernos por el mismo asunto y defendió que corresponde a la correcta actuación del sistema de justicia.

Uno de los mensajes fue dirigido este sábado al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, que por “su obsesión contra Venezuela, ampara graves delitos de corrupción y cuestiona nuestro sistema judicial”, indicó el ministro de Relaciones Exteriores en su cuenta en Twitter.

Exigió además al Gobierno español “respeto” por la democracia e instituciones venezolanas.

En la misma red, el canciller expresó su rechazo a la “conducta del presidente de Francia”, Emmanuel Macron, de seguir “el guión de la ultraderecha europea contra Venezuela y exigió al Gobierno francés “que respete el funcionamiento” de las instituciones venezolanas y que retome “el apoyo al diálogo, no a la corrupción”.

El presidente francés “termina apoyando a quienes han cometido graves y notorios delitos de corrupción, que en su país son severamente sancionados”, añadió el ministro.

El mensaje tuvo lugar después de que Macron expresara el sábado su apoyo a Tintori, a la que aseguró que espera en Europa. “La oposición venezolana debe permanecer libre”, indicó el mandatario francés en Twitter.

Arreaza se manifestó también contra su par chileno, Heraldo Muñoz, asegurando que “arremete contra el proceso de diálogo en desarrollo en Venezuela, sugiriendo salidas no pacíficas” a la crisis que vive el país.

Esto luego de que Muñoz preguntara en Twitter: “¿Por qué se prohíbe a Lilian Tintori salir del país?” y añadiera que “la situación en Venezuela de mal en peor. Se hace difícil creer en una salida negociada”.

La política opositora, de 39 años y que está embarazada, niega haber cometido ilegalidad alguna y considera el caso una maniobra del Gobierno para no dejarla hacer su gira, en la que pretendía denunciar la crisis humanitaria y las violaciones de derechos humanos que según la oposición y numerosos observadores se producen en Venezuela.

En una rueda de prensa ofrecida poco después de su retención en el aeropuerto, Tintori insistió en que el dinero hallado en su vehículo es realmente el equivalente a 10.000 dólares según el mercado especulativo (el único al que pueden acceder los venezolanos libremente) y que la razón por la que ese monto ocupa dos enormes cajas de madera son el reflejo de la grave inflación del país. EFE