Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Endeudándonos

Por Vicente Albornoz

Desde 1992, desde el gobierno de Sixto Durán-Ballén, el Ecuador ha tenido ocho presidentes. De esos gobiernos, el actual es el que, de lejos, más deuda externa ha contratado. Para llegar a esa conclusión, se puede sumar los “desembolsos efectivos” que, según el Banco Central, recibió el sector público del exterior durante cada gobierno. Para el gobierno actual, adicionalmente, hay que sumar todos los préstamos externos que están comprometidos y que, normalmente, deberían llegar en lo que resta del período.

Por Vicente Albornoz


Publicidad

Desde 1992, desde el gobierno de Sixto Durán-Ballén, el Ecuador ha tenido ocho presidentes. De esos gobiernos, el actual es el que, de lejos, más deuda externa ha contratado. Para llegar a esa conclusión, se puede sumar los “desembolsos efectivos” que, según el Banco Central, recibió el sector público del exterior durante cada gobierno. Para el gobierno actual, adicionalmente, hay que sumar todos los préstamos externos que están comprometidos y que, normalmente, deberían llegar en lo que resta del período.

Cabe aclarar que hay dos préstamos que el Banco Central no registra como tales, pero que deben incluirse en el cálculo de lo que ha recibido el gobierno actual; estos son las dos ventas anticipadas de petróleo que, aunque tienen un plazo y generan intereses, el Central no los clasifica como deuda.

Y así se concluye que, en dólares de 2011 (es decir, ajustados por la inflación), el gobierno actual ha recibido, o tiene comprometida la entrega de, $11,477 millones. En otras palabras, esa es la cantidad de créditos que ha recibido entre enero 2007 y mayo 2011.

En el segundo puesto en contratación de deuda estaría el gobierno de Durán-Ballén, que en montos ajustados por inflación recibió $4,061 millones. Esto quiere decir que en el gobierno “neoliberal” del PUR contrató casi la tercera parte de créditos nuevos que en el gobierno “socialista” de Alianza País (quizás ni el primero fue “neoliberal” ni el segundo es “socialista”, pero ese sería el tema de otro artículo).

Vale recordar que en el gobierno de Durán-Ballén se tuvo que contratar deuda de emergencia para la guerra con el Perú y el gobierno tenía que sobrevivir con un barril de petróleo de $15, lo que hasta cierto punto justifica la necesidad de contratar deuda.

Los demás gobiernos fueron más cortos y hasta por un problema de tiempo contrataron menos deuda, pero incluso ajustando al endeudamiento promedio anual, durante el actual es cuando más créditos se ha contratado.

Como dato curioso, Abdalá Bucaram, que solo gobernó 6 meses, queda en segundo puesto de endeudamiento promedio anual y Lucio Gutiérrez es quien menos préstamos nuevos contrató por año de gobierno.

Recordemos que el gobierno actual ha declarado aborrecible a la deuda externa, la ha declarado ilegal e ilegítima y la ha dejado de pagar unilateralmente.

¿Cómo puede un gobierno que tiene fama de moroso conseguir tantos préstamos internacionales? Muy sencillo, pagando tasas altas. Mientras Chile (que casi no necesita endeudarse) obtiene créditos a menos del 1,5%, a nosotros sólo nos prestan a más del 6% y, por poco, hipotecando el petróleo.

Seguimos siendo un país con una deuda relativamente baja. Que bueno sería mantener esa característica que tanto nos costó ganarla.

2 Comentarios el Endeudándonos

  1. es que el economista se las sabe todas ya vera que en cualquier momento saca una cadena diciendo que en su gobierno no se ha gastado ni el 10 por ciento de lo que han gastado sus antecesores, y que ni en comida ha gastado porque se la regalan en cada sitio donde hace las INSULTINAS TODOS LOS SÁBADOS. pero que hoy estamos mas jodidos en deudas que antes, que pasara si se le baja el precio del petroleo, estemos atentos porque de seguro su plan sería sin remedio. meterle la mano al bolsillo del pueblo cargándolo de impuestos, declaremosle también nosotros una alerta naranja, porque seguro se le viene un TSUNAMI. 

  2. Humberto Alcivar // lunes 15 de agosto de 2011 en 21:28 //

    En cualquier momento les va a pasar factura el no haber ahorrado aprovechando los altos precios del petroleo, ahora en cambio corren el riesgo de de que el precio baje jodiendo de esa manera el presupuesto del 2012, si eso llegase a pasar tendrian que quitar bonos y subsidios (y perder votos) o matarnos con mas impuestos (y conservar los votos de los mantenidos), que sera, a lo mejor el precio no baja pero igual nos mandan mas impuestos encima, quien sabe.

Los comentarios están cerrados.