Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Asalto a la inocencia

Por Gustavo Domínguez
Quito, Ecuador

Los ecuatorianos creímos ya haber sido testigos de todas las patrañas posibles que los actores de nuestra arena política podían utilizar para levantarse con el poder. En nombre de la gobernabilidad y escudados en extraños preceptos de democracia se han utilizado componendas, reparticiones de cuotas de poder, entrega de aduanas y de la empresa petrolera nacional, distribución de las cortes de justicia, compra de votos en la asamblea, embajadas, cargos burocráticos, etc. Así es como tradicionalmente se ha conservado la mal entendida constitucionalidad por quienes sustentado los poderes políticos necesarios han impuesto al país su propio entendimiento de democracia.

Por Gustavo Domínguez
Quito, Ecuador


Publicidad

Los ecuatorianos creímos ya haber sido testigos de todas las patrañas posibles que los actores de nuestra arena política podían utilizar para levantarse con el poder. En nombre de la gobernabilidad y escudados en extraños preceptos de democracia se han utilizado componendas, reparticiones de cuotas de poder, entrega de aduanas y de la empresa petrolera nacional, distribución de las cortes de justicia, compra de votos en la asamblea, embajadas, cargos burocráticos, etc. Así es como tradicionalmente se ha conservado la mal entendida constitucionalidad por quienes sustentado los poderes políticos necesarios han impuesto al país su propio entendimiento de democracia.

No se puede pensar en una democracia sana, en una tierra donde solamente los amigos de quien ostenta el poder son quienes tienen el derecho y las facilidades de resolver problemas, de ser oficialmente honestos, de pagar deudas impagables en tiempo record, de exhibir riquezas y abusar de un poder que algún día pasará factura en formato de revancha. Lamentablemente, esa es la historia de nuestro retorno a la democracia y del camino que hemos recorrido hasta en estos días descubrir un novel mecanismo de asalto a la inocencia de los ciudadanos.

La institucionalidad democrática demanda no solamente transparencia e imparcialidad en el accionar de la institución rectora electoral, además exige pudor y ética de todos los actores. Valores indispensables en el ejercicio de la autoridad y en el accionar de las organizaciones que este sistema partidista nos impone para ejercer una democracia que reiterativamente tiene características de ser artificial, llena de enredos e intereses propios.

En un sistema partidista donde la popularidad del máximo líder del partido de moda es generalmente alimentada por los errores y la debilidad de propuestas válidas y coherentes de la oposición, no se puede pensar en desarrollo y progreso, ni a corto, ni a mediano plazo.

Cuando se utiliza las herramientas de la democracia para mejorar la situación de los afiliados al partido, para saciar ambiciones personales, para pensar en la política como una forma de sustento o simplemente para disfrutar del poder sin importar si en el camino se atropellan los más elementales principios y se abusa inmisericordemente de la inocencia ciudadana, el resultado es un país fraccionado, debilitado, propenso a enfermedades estructurales que lo condenan al eterno subdesarrollo. Al fracaso de cualquier bien intencionado plan de gobierno. A un estado de idiotez política perenne.

El escándalo de la falsificación de firmas para fines específicamente electorales no debe ser tomado a la ligera… ni los ecuatorianos debemos tomarlo con ostracismo, ni las autoridades deben ser consecuentes con tremendo asalto a la honestidad y la decencia. Menos aún pueden los movimientos políticos permanecer callados y no denunciar a las autoridades contra quienes dirigen su dedo acusador. El único actor claramente inocente en esta trilogía de abuso, trampa y desorganización, como siempre, es la ciudadanía.

Resulta casi insultante escuchar a los movimientos políticos y a las autoridades electorales culparse mutuamente de una situación tan vergonzosa. Nadie hace un acto de contricción válido, no se emite una palabra de disculpa ante la ciudadanía que impávida observa desde sus hogares la triste realidad y debilidad de nuestro sistema de partidos.

Es que acaso debemos resignarnos a creer que Ecuador merece autoridades electorales sin independencia, sin personalidad, o que solamente podemos pretender a organizar partidos políticos tramposos que con astucia se beneficien de vacíos legales y de fallas de los organismos de control.

Pero vivimos en un Ecuador donde los ciudadanos, la juventud, los mandantes, están cada vez más dispuestos a reclamar, a hacerse escuchar a pesar de las limitaciones que la cotidianeidad les impone. Estoy seguro en no equivocarme al afirmar, que todos a quienes se nos ha falsificado las firmas y utilizado para llenar listados tramposos, tenemos la misma sensación de indignación y de impotencia. Por ahora, no nos queda más que denunciar, que acudir a las autoridades para deshacer un enredo que nosotros no ocasionamos.

Es necesario castigar este nuevo asalto a la inocencia y que las autoridades nos demuestren que no les tiembla la mano, ni se les opacan las leyes, cuando el responsable de tremenda infracción puede ser el líder de un movimiento político o la misma autoridad electoral.

6 Comentarios el Asalto a la inocencia

  1. Muy buenas reflexiones y comentarios. SIn embargo demasiado suave para tanto descaro, tanta corrupcion manifiesta, delitos de todo tipo. Ahora dicen que a los partidos ya calificados no les podiran descalificar porque la ley no lo permite. Es decir esta legalizado y ademas constitucional estafar, mentir y una vez pasado el filtro del CNE, ya le pueden descalificar a pesar que se descubre el engano, la corrupcion, las tranpas, etc, etc. Pero por el amor de Dios no sean tan CARE TUCOS. No sean tan sinverguenzas. Pera que nos creen a todos los ciudadanos estupidos, idiotas. Barase vista tanto descaro?? Y estos son los que pretenden dirigir al Ecuador? estos son los que pretenden pedir nuestro voto. Si tuvieran sangre en la cara les deberia dar verguenza solo pensar en pedir el voto a los ecuatorianos.

    Por tal razon y en abundancia de meritos propongo que se les otorgue

    MEDALLA OLIMPICA A LA CORRUPCION A TODOS LOS PARTIDOS POLITICOS  MOVIMIENTOS,  ALIANZAS, CNE,  ETC, ETC EN RAZON DEL MAYOR TONGO  (Dicho publicamente por el presidente del CNE) NACIONAL A TODO EL ECUADOR – FALSIFICACION DE FIRMAS

    Meritos:  Conocer los delitos de
    falsificación de firmas a nivel nacional  y no denunciarlo.

    Delitos Flagrantes. Fueron conocidos por las
    máximas autoridades empezando por el Presidente de la Republica, CNE, Partidos
    Políticos.

    Trabajo realizado Extraordinariamente Mal y Extraordinariamente Lento.
    Extraordinariamente Corrupto.

    Plan elaborado para engañar, falsificar, mentir
    a toda la población del Ecuador.

    Mentir a la población diciendo que no hay tiempo
    para verificar el 100% de las firmas (por si acaso colaba). Hoy aparece en los medios que la Fiscalia obliga a revisar el 100% de la s firmas.

    Exigimos : Verificación de firmas del
    100% de las firmas y de todos los movimientos y partidos políticos.

    Que todos los partidos y movimientos politicos recojan firmas nuevamente, con verificacion previa de la cedula de identidad por parte de las agrupaciones y no vengan a decir estupideces que existe un margen de error. Que margen de error va a existir si una persona por voluntad firma el respaldo a una organizacion politica?.  No se crean visimos, sabidos dejando resquicios para hacer trampa.

    Vayan a la cárcel todos los culpables, cómplices y encubridores.

    Cancelación o Renuncia de todo
    el CNE.

    Correa y su gobierno termine
    por el periodo que fue elegido. Ni un día más.  O ahora con este cuento querran permanecer mas tiempo aduciendo cualquier cuento??

    • El que tiene rabo de paja no se acerca al fuego. Es por eso que el Ecuador tiene aun autoridades electorales dependientes de alguna manera a algún lado del embrollo. Pero calma, los jóvenes estamos observando con paciencia e incubando nuevas semillas que no están infectadas y mas bien educándose con valores que tenemos que resaltar en los pilares familiares de una sociedad justa.

  2. Estoy de acuerdo.

  3. Felicito el Articulo Estimado Gustavo Comparto mi punto de vista de los hechos:

     

    A
    la ciudadanía, al País

    Ante
    los hechos de conocimiento público, levantamos nuestra voz de propuesta como
    ciudadanos ecuatorianos, queremos un país mejor, sin embargo, personas que nos
    representan nos fallan día a día con sus acostumbrados actos poco
    transparentes, es hora de que se siente precedentes y haya los correctivos
    urgentes a estas irregularidades, desde nuestra posición de ciudadanos,
    rechazamos categóricamente la falta de trasparencia en todas y cada una de las
    actividades del accionar político, si queremos hacer Política, pues
    construyamos los caminos necesarios en base a esfuerzos y trabajo, en base de
    trasparencia y honestidad, en base a parámetros de Verdad y justicia, y no en
    base a oportunismos.

    Exigimos
    sanciones ejemplares para que no vuelva a suceder, que se dé a conocer a los
    responsables materiales e intelectuales de estos actos delictivos, ya que no
    podrían ser calificados de otra manera, el jugar con la información, el
    utilizar la dignidad y la confianza de los ciudadanos no tiene asidero en 14
    millones de ecuatorianos que somos libres o nos sentimos libres de actuar, pero
    esto no quiere decir que abusen de la confianza depositada en un voto a un
    movimiento, partido, líder o persona publica que aspira a un cargo de elección
    popular.

    Necesitamos
    saber la verdad y de la misma manera pedimos con todo el derecho que como
    ciudadanos ecuatorianos podemos exigir, se revierta todas las falencias y daños
    causados a los ciudadanos perjudicados en este hecho. Necesitamos transparencia
    desde nuestras autoridades, ya que conociendo lo suscitado hicieron caso omiso
    y eso prácticamente los convierte en cómplices de este delito, no es justo que
    Gente de altos niveles de mando y del CNE, no hayan hecho nada al respecto.

    Gente
    del accionar Publico y Político, reviertan y reconozcan el mal hecho y corrijan
    para que sus futuros votantes podamos tener una mejor imagen de vosotros.

    Por
    un Ecuador libre, soberano y justo
    FRANCISCO DOMINGO REAL PEREZ
     

  4. Buen artículo, pero comparto con Anibal Carrera, demasiado suave para tanto descaro y tanta corrupción. 
    Carlos Chiriboga

Los comentarios están cerrados.