Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Humor vs. Correa

Miguel Molina Díaz
Quito, Ecuador

De los casos que me han llamado la atención, probablemente el que les relataré a continuación es uno de los más fascinantes: el reverendo evangélico Jerry Falwell, uno de los íconos principales del pensamiento conservador en los Estados Unidos, fue objeto en 1983 de una controversial caricatura en la revista pornográfica Hustler, perteneciente al magnate Larry Flynt (a quién lo recordarán por la fenomenal película The People vs. Flynt).

Miguel Molina Díaz
Quito, Ecuador


Publicidad

De los casos que me han llamado la atención, probablemente el que les relataré a continuación es uno de los más fascinantes: el reverendo evangélico Jerry Falwell, uno de los íconos principales del pensamiento conservador en los Estados Unidos, fue objeto en 1983 de una controversial caricatura en la revista pornográfica Hustler, perteneciente al magnate Larry Flynt (a quién lo recordarán por la fenomenal película The People vs. Flynt).

En el marco de entrevistas sobre “la primera vez” de algunos personajes públicos, la revista publicó una caricatura en la cual el reverendo Falwell aparecía en estado de ebriedad y teniendo relaciones incestuosas con su madre en una letrina. Esa publicación lo motivó a interponer una acción en contra de la revista Hustler por reparación de daños derivados de la invasión a la privacidad, calumnia y causación intencional de daño emocional.

Falwell ganó las primeras instancias y en ellas se le concedió el derecho a una indemnización millonaria. El caso, sin embargo, no se resolvió a su favor cuando lo conoció la Corte Suprema. El más alto tribunal de justicia de ese país, al analizar los hechos, concluyó que “las figuras públicas no pueden percibir indemnización por causación intencional de daño emocional por razón de publicaciones tales como la que aquí constituye el tema discutido, puesto que la misma no puede ser razonablemente entendida como describiendo hechos actuales (o reales)”.

La semana pasada, el binomio que con su candidatura pretende perpetuar el autoritarismo en el Ecuador, protestó por la publicación en Diario El Universo de una caricatura de Bonil, en la que se hace parodia de las acusaciones de copy/paste en la tesis de Jorge Glas (Rincón del Vago), de los grados simultáneos de la familia Alvarado y se ironiza al respecto del plagio que el “30 de Septiembre” denunció Correa. Esa es, precisamente, la labor del caricaturista, molestar al poder por medio del humor y la ironía. Así ha sido siempre y así se lo reconoció en el caso Hustler Magazine vs. Falwell, pues bajo ningún concepto se puede pensar que una caricatura constituye una acusación objetiva.

Eso es –el animos jocandi (la broma) – lo que no logran comprender los poderosos, paranoicos hasta la ceguera. Se han vuelto incapaces de entender que pretender limitar la capacidad de crítica es aniquilar la autonomía y libertad de pensamiento. Prostituyen el nombre de Juan Montalvo, ignorando que era él quién en este país combatió las dictaduras por medio de la ironía y la sátira. Justamente vale la pena pensar en Montalvo y sus escritos porque, muy probablemente, si estuviera vivo el gobierno intolerante de Correa le hubiese dedicado vergonzosas cadenas televisivas y, ¿quién sabe?, lo perseguiría con ordenes de prisión por injurias y pedidos de millonarias indemnizaciones.

Lo más grave, paradójicamente, no es su miedo a la crítica. Hay algo que para ellos es más fuerte. Algo que desestabiliza la mediocridad de su inventado y medieval honor. Algo que sobrepasa su paciencia. ¡Y es el humor! Ese es el motivo de todas sus pesadillas. No soportan que nadie se burle de ellos, de sus equivocaciones, de sus primos falsificadores de títulos y todos los exabruptos de su gobierno. Y lo que es peor y mucho, muchísimo más triste: no pueden reírse de ellos mismos.

Es el poder o la obsesión por el poder (ellos, que nunca gobernaron nada) lo que les ha vuelto enemigos del humor. Hace mucho que dejaron su humanidad para creerse semidioses. A tal punto les da terror la risa que persiguen a los caricaturistas porque hacen ver a los poderosos como lo que al final del día son: seres comunes y corrientes, que no podrán llevarse su adorado poder a la tumba, ni los guardaespaldas, ni los medios incautados. Temen que la gente los vea como mortales. Y muy en el fondo, su miedo es a la verdad, a que se descubra que su gobierno, sus patrañas, sus privilegios: no van a durar para siempre!

41 Comentarios el El Humor vs. Correa

  1. Sobre todo es eso, EL MIEDO A LA VERDAD ! EL MIEDO A QUE EL PUEBLO SE DESPIERTE ESA ES LA PESADILLA MAS GRANDE QUE LES PERSIGUE DIA Y NOCHE A LOS CORRUPTOS !Y saben que no van a durar para siempre !

  2. miedo a ser develados como pillos y sinverguenzas!!!

  3. medios corruptos TELEAMAZONAS, ECUAVISA, EL UNIVERSO, EL COMERCIO LA REPUBLICA, EXPRESO VS CORREA.
    ESE DEBERIA SER EL TITULO MIGUEL

    • Suficiente cuando el poderoso, desde Carondelet, utiliza esos insultos. No hace falta escribir más sobre eso. Gracias en todo caso por la opinión.

      • seguro su educación le permite ver y escuchar al pseudo periodista resentido Ochoa que gana ocho mil al mes y habla pura estupiodez

        • La educación te permite ver bien quien se aprovecha de los demas para su beneficio y ambición, Bayron si te llamas asi, educate un poco más

          • EL CARNAVAL DE LASSITO

            A LA VOZ DEL CARNAVAL

            TODO TROLL SE ASUSTA

            TODO TROLL SE ASUSTA

            ¡QUÉ BONITO AL CARNAVAAAAAL!

            Se vienen las elecciones

            y EL MASHI está temblando

            pero NO por él será

            Será por su PRIMITO

            EL PEDRITO temblaráááááá.

            Aunque lloren,

            aunque trinen

            Se les acaba la teta

            a LOS TROLLS Y ESBIRROS

            Y EL PATIÑO llorará

            y el MASHI ni se diga

            De cuatro años

            no se ARAAAAAA

            Y ESTE RAFICO YA SE IRAAA

            ¡QUÉ BONITO EL CARNAVAAAAAL!

            El MASHI está asustado

            el MASHI está asustado

            de que LASSITO SE LA GANE

            el PATIÑO REVENTARAÁÁÁÁÁÁÁÁ.

            El Pueblo es el SUPREMO

            El Pueblo es el SUPREMO

            A LASSO LO ELEGIRAAAAA.

            Y LASSO PRESIDENTE SERAAAA

            ¡QUÉ BONITO EL CARNAVAAAAAAAL!.

          • Sí, educate un poco más, pero NO, como Pedro Delgado! o peor aún como este Joe Towers!

    • AY BENDITO “LA FARSA YA ES DE TODOS”

      Compatriotas, desde el fondo del corazón y del cerebro,
      respondamos serenamente algunas preguntas cruciales respecto al actual Gobierno

      ¿Ha mejorado la economía nacional? No, por el contrario está a
      la cola de Latinoamérica. ¿Ha cambiado la politiquería basada en el populismo,
      la oferta de campaña, la tarima, la compra de conciencias y de votos con
      regalos y promesas, y las peroratas interminables? No, todo eso está en su
      mayor frenesí.

      ¿Ha aumentado la tolerancia, el respeto a la libertad de opinión
      y de prensa, y de los criterios de quienes opinan diferente al Gobierno? No,
      más bien se trata de imponer la verdad oficial por sobre todo y se descalifica
      y agrede verbalmente a quien ose oponerse.

      ¿Hemos avanzado en dirección de una democracia madura en que los
      dirigentes motiven la autonomía y la libertad de los individuos? No, todo
      apunta al culto fanático a la personalidad del presidente, y a establecer una
      suerte de idolatría social por su figura, lo cual fomenta el servilismo, la
      sumisión y la falta de iniciativa de los ciudadanos.

      ¿Vivimos una circunstancia política más democrática y más libre?
      No, al contrario, cada paso del Gobierno, incluido el régimen de transición
      añadido abusiva mente en el proyecto de Constitución, abre las puertas para una
      monarquía de largo aliento.

      ¿Son
      revolucionarios este Gobierno y su proyecto de cambio? No, puesto que en el
      tercer milenio lo revolucionario es construir democracia madura y estable,
      psicológicamente sana y económicamente exitosa, sobre la base de la sinergia de
      clases, ya no con base en la lucha de clases ni a la violencia. En este
      sentido, el Gobierno es ultraconservador, pues nos regresa al siglo XIX.

  4. Ironicamente, correa, en uno de sus monologos sabatinos realizado en Ambato, se atrevio a compararse con Juan Montalvo, si, a ese grado de desfachatez ha llegado el pobre sujeto enajenado por el poder temporal que ingenuamente la han dado los ecuatorianos. Le va mejor la comparacion con el despota Veintimilla, me parece a mi.

    Y hablando de humor:

  5. los despotas no tienen sentido del humor

  6. El humor, la sátira, la caricatura son la mayor fuente de preocupación de los déspotas. Durante las dictaduras es cuando estos florecen en mayor medida, ha sido así desde que tengo memoria, recuerdo los cientos de chistes que circulaban durante el gobierno de Velasco Ibarra, quien por uno con doña Corina como protagonista, llevó a los jubilados de la Plaza Grande a su despacho para advertirles sobre ese tipo de bromas, o de Rodríguez Lara. No se han salvado tampoco los gobernantes electos, ni Roldós, ni Febres Cordero, ni Borja, y, quienes han sido mas intolerantes han sido blanco mas frecuente de esto a lo que califico de “sabiduría popular con moraleja”, pues los chistes, sátiras o caricaturas políticas reflejan los miedos, frustraciones y ambiciones de la gente, nada mas.

    De que hay gente “sensible” pues si, mas quien se cree intocable e innombrable, quien en su perfección no da pie a que se haga ningún tipo de broma sobre él, quien en su omnipotencia solamente puede ser percibido como “bueno”, quien en sus acciones es, según él, impoluto y que se siente atacado porque un común mortal osa dudar de su perfección.

    El no tomar una broma como lo que és, eso una broma, es síntoma talvez de una excesiva soberbia, pues los personajes públicos están expuestos a eso al escrutinio de toda la sociedad, quien expresa en tono jocoso aquello que les molesta y que utilizan esta perífrasis para expresarse.

    En fin, mientras la broma no sea pesada o hiriente no tiene porqué ser tan sensible, estoy seguro que de la tal caricatura no le molestó la insinuación de copia, sino el hecho que hayan puesto en la palestra el día 30 “de ese mes del cual no quiero acordarme”, me parece mas bien que va por ahí.

  7. Como dice el viejo y conocido refrán: “de broma en broma la verdad se asoma”.

  8. Saludo la santa indignación, la ira refrenada y el vuelo de su pluma, señor Molina. Le alentamos desde estas breves a continuar con esa certeza de cirujano en la disección de del pomposo aparato de enajenación de este “narcisismo”.

  9. El miedo mayor que les depara el humor a quienes se han enseñoreado del poder y pronostican un régimen milenario, al mejor de los estilos facistas, es su impotencia para replicarlo. No tienen el talento suficiente los de la camarilla íntima para responder la impronta, el chiste penetrante, el retruécano de la ironía. De sus adustos entrecejos brota a raudales la calumnia, la cadena canallesca, el hedor de su codicia, nunca la generosidad. Los méritos son suyos. Los errores, ajenos.

    Si padecen es por la impotencia, repito, de callar la imagen “digitalizada” del plagio. Ante la caricatura, vanas son las cadenas. Inútiles las sabatinas. Estériles sus rabietas. Frente a Bonil, los versos de sus áulicos palidecen. Ni mencionemos al caricaturista de “El telégrafo” que no ha pasado de la edad del pastelazo. Se han quedado mudos.

    Frente a Bonil han debido apelar, otra vez, a mostrarnos sus caninos. Furiosos. Irritables. Unos caninos de dragón de papel. Colorido y combustible. Fatuo.

Los comentarios están cerrados.