Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Libertad…

Lula Garay
Guayaquil, Ecuador

Lo que para unos puede ser una simple palabra, o el hecho que no estén tras las rejas, para otros, especialmente para mí, es una motivación de por qué vivir. Y no es que me crea la versión femenina de cualquier paladín de la justicia de las tiras cómicas, o la versión colorada de la mujer maravilla, pero la defensa de la libertad en todas sus manifestaciones, es, mi razón de ser.

Lula Garay
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

Lo que para unos puede ser una simple palabra, o el hecho que no estén tras las rejas, para otros, especialmente para mí, es una motivación de por qué vivir. Y no es que me crea la versión femenina de cualquier paladín de la justicia de las tiras cómicas, o la versión colorada de la mujer maravilla, pero la defensa de la libertad en todas sus manifestaciones, es, mi razón de ser.


Muchos de ustedes, se han enterado por “la prensa corrugggta” o “el perverso” que acudí a la capital estadounidense para entablar una demanda, pero como los medios ya son de todos (…) de todos los que pueden salir en ellos, no ha existido hasta ahora la oportunidad de poderles contar en detalle para qué fuimos, por qué lo hicimos y qué buscamos…

Viajamos con el joven abogado, columnista César Coronel Garcés; el Dr. Roberto López –nuestro patrocinador- y Carlos Vera (excandidato a la Asamblea Nacional).

La demanda que presentamos no busca reclamar una curul, ni indemnización económica alguna, ni cuantificar los votos más o los votos menos que le dieron a Pedro y le quitaron a Juan; ni fuimos a “llorar sobre la leche derramada…”. Solo fuimos porque quisimos dejar asentado un precedente.

Quiero ser enfática. No fuimos a desconocer a las dignidades que lograron sus espacios en esa elección. No hay que caer en la costumbre de generalizar y por las triquiñuelas de algunos asumir que todos son así.

Lo que sí buscamos es evitar que en el proceso electoral que está por comenzar, se repitan los “vicios” que ocurrieron en el anterior (nunca entenderé por qué si cuentan con el respaldo que dicen tener, su forma de actuar no es del todo transparente).

La falta de reproducción y circulación en los diarios del Padrón Electoral, donde consta quiénes, cuántos y dónde votan. La igualdad que ellos profesan defender debe materializarse, por ejemplo en que todos los candidatos tengan acceso al mismo espacio para comunicar sus mensajes; es decir, que exista la misma oportunidad -cantidad- de tiempo en los medios (incluso en los publico-privados/privados-públicos, ya nos sabemos cuál es cual) para transferir la información a los electores, es decir a los votantes.

La no existencia de las Juntas Intermedias, donde se “pierde” el contacto visual de lo que consta consignado en las actas que salen de las mesas y cuyas copias les entregan a los miembros de las Organizaciones Políticas debidamente acreditados.

Además solicitamos la recomendación y adopción de medidas cautelares en Ecuador ante el “daño inminente” a causarse. Mi opinión es que si vamos a con el mismo sistema podemos suponer un nuevo fraude.
Al demandar en la CIDH esperamos levantar una alerta mundial sobre la “falta de equidad” que, incluso según observadores internacionales, existe desde el 2009 para las elecciones en el Ecuador.

Estos vicios, estos sinsabores, causados por actas mal escaneadas, por votos que debían estar y no estuvieron, por estar empadronados quienes no debían, con lo que se perjudicó directa e indirectamente a varios candidatos cuyas organizaciones en su momento denunciaron en el CNE.

Recordemos que este malestar, no sólo afectó a los representantes de la organización a la que nosotros preferimos, simpatizamos y apoyamos (Madera de Guerrero).

Esto afectó también a los “vencedores” por la sensación de ilegitimidad que esto que consideramos un atropello a la libertad de elección, a la libertad de decisión, a libertad individual, a nuestros derechos fundamentales.

Es lo que nos impulsa sustentar el caso ante “La Relatoría para la Libertad de Expresión” porque es en la violación a esas libertades por donde comienza la burla a la igualdad de oportunidades para elegir y ser elegido.

Porque no vivimos en libertad sino en libertad condicional. Porque creemos que por transitar sin uniforme a rayas o no tener custodia policial somos libres… y algunos siguen dopados con una especie de morfina, ¡qué no reaccionan!, ¿qué son muertos en vida? …esos que cantan con Cortés, esos que aplauden a Piero a Silvio o Milanés, olvidaron el “Dios te salve, Libertad. Llena eres de gracia…”.

Y olvidan la estrofa del Himno al 9 de Octubre que dice: “Nosotros guardemos, con ardor indecible/tu fuego inextinguible, ¡Oh Santa Libertad!