Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Papa Francisco reforma el proceso de nulidad matrimonial

Cristina Valverde Johnson
Guayaquil, Ecuador

El Papa Francisco ha establecido una serie de reformas al proceso de nulidad para que sea más ágil y que los fieles tengan mayor acceso a este.

Cristina Valverde Johnson
Guayaquil, Ecuador


Publicidad

El Papa Francisco ha establecido una serie de reformas al proceso de nulidad para que sea más ágil y que los fieles tengan mayor acceso a este. Dice que las nuevas normas “no favorecen la nulidad matrimonial sino la agilidad del proceso”.

Es importante recordar que la Iglesia no tiene la potestad de anular ningún matrimonio válidamente celebrado ya que es siempre indisoluble. Por ello, solo puede declarar la nulidad, es decir, determinar que nunca existió dicho matrimonio.

La reforma fue planteada en el Sínodo extraordinario sobre la Familia, en donde se criticó que en algunas partes el proceso de nulidad tomaba mucho tiempo y era costoso. Estos cambios tienen como fin “la salvación de las almas”. Para Francisco, “la caridad y la misericordia” requieren que la Iglesia como madre acerque a sus hijos que se consideran lejos de ella.

En la reforma se destacan las siguientes normas:

– El proceso será gratuito.

– Se instituye un proceso breve, a cargo del obispo, para los casos de nulidad evidente.

– Será suficiente una sentencia. Hasta ahora era necesaria una doble sentencia.

– Cada obispo local puede ser el único juez o puede establecer un tribunal de tres miembros. De establecer el tribunal al menos uno de ellos debe ser del clero y los otros dos pueden ser laicos.

– Otra norma particular es que si uno de los esposos no se presenta al proceso tras ser citado dos veces, se considerará que está de acuerdo con la solicitud de nulidad.

Para que estas reformas tengan el efecto deseado resulta clave que quienes participan en el proceso de nulidad, tanto las autoridades como las partes por medio de sus abogados, tengan un conocimiento profundo del Derecho Canónico.

Su Santidad escogió el día de la natividad de la Virgen María para anunciar estas reformas que entrarán en vigor el 8 de diciembre, día que empieza el año de la Misericordia. De esta forma, el Papa Francisco nos transmite su deseo de hacer accesible a todos los fieles este proceso que dará la oportunidad a muchas parejas de volver a recibir la sagrada comunión.