Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Comisión de Derechos Colectivos cita al Defensor del Pueblo

La presidenta de la Comisión de Derechos Colectivos, Lourdes Tibán, convocó a los integrantes de este organismo para recibir al Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira y al representante legal de Conservación Internacional, con la finalidad de que absuelvan inquietudes de los asambleístas, referentes a la violación de los derechos humanos de Alfredo Luna, biólogo ecuatoriano que estuvo trabajando como parte del equipo de investigación de Conservación Internacional, cuando su avión se estrelló en la cordillera de Chongón el 3 de agosto de 1993.


Publicidad

El equipo fue creado para la realización de Proyectos de Evaluación Rápida (RAP) en Ecuador, en regiones como la Cordillera del Cóndor en la Amazonía, la Reserva Arenillas y la Cordillera de Chongón y Colonche, en la costa. En el accidente que ocurrió en el sitio Loma Alta, cuatro personas murieron, entre ellos Ted Parker y Alwyn Gentry, dos de los biólogos más reconocidos en el mundo. Alfredo Luna fue uno de los dos únicos supervivientes.

Para proteger al equipo científico de los riesgos médicos y de accidentes, Conservación Internacional (CI) abrió una póliza de seguros que a la postre demostró ser insuficiente para cubrir a todas las personas involucradas en el equipo de investigación, pues la póliza solo cubría a los miembros del equipo de los Estados Unidos y no a los miembros del equipo ecuatoriano.

Alfredo Luna apenas sobrevivió el accidente sufrió una significativa perdida de la visión y audición, daño cerebral, lo que le causó epilepsia, y la degeneración progresiva de la cadera causada por una necrosis avascular. Desde el accidente, Luna ha estado dependiendo de medicinas costosas que debe tomar para el resto de su vida. Sin embargo, el único costo que fue cubierto por la póliza de seguro fue el tratamiento de emergencia en un hospital en los Estados Unidos.

Luna no recibió ningún seguro de invalidez, que habría ayudado a cubrir, por lo menos, algunos de sus gastos médicos periódicos.

En febrero y agosto de 2001, la Defensoría del Pueblo del Ecuador, sentenció por dos ocasiones que Conservation Internacional debe cumplir sus obligaciones con Alfredo Luna, que lo indemnice por el accidente laboral que sufrió varios años antes.

*Fuente: Asamblea Nacional