Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuador veta apoyo de Celac a sistema interamericano de derechos humanos

San José (Costa Rica), 29 enero 2015.- El Presidente Rafael Correa en una rueda de prensa conjunta con el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. Foto: Pablo Reinoso / Presidencia de la República

Belén (Costa Rica), 29 ene (EFE).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) descartó hoy la adopción de una declaración especial de apoyo al fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) debido a la oposición de Ecuador.


Publicidad

En la sesión de discusión de los acuerdos de la III Cumbre de la CELAC, que se lleva a cabo en Costa Rica, se descartó por falta de consenso una declaración especial sobre el fortalecimiento del SIDH, sistema al que pertenecen la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

El consenso no fue alcanzado debido a la oposición de Ecuador, cuyo presidente, Rafael Correa, aclaró que su país apoya la promoción y defensa de los derechos humanos, pero no al SIDH, que es parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Es un sistema en decadencia con sede en Washington. Estados Unidos no ha ratificado la convención americana de derechos humanos” que da sustento al SIDH, dijo Correa en una intervención.

El presidente ecuatoriano tildó al sistema como una “burocracia con agenda propia”.

Desde hace meses Ecuador impulsa sin éxito una serie de reformas del SIDH, especialmente de su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión.

“La relatoría de libertad de expresión tiene un informe y un financiamiento propios de Estados Unidos y la Unión Europea, que no pertenecen a la OEA”, denunció Correa.

Según el presidente ecuatoriano, esta situación “muestra la supremacía del capital detrás de las empresas dedicadas a la comunicación”.

Correa también afirmó que la CIDH es “financiada por Estados Unidos”, lo que supone un “neocolonialismo que debería ser intolerable en América Latina y el Caribe en el siglo 21”.

El gobernante también cuestionó “¿Para qué sirve la OEA? ya que “no se pronuncia sobre temas tan vitales como el de las islas Malvinas”. EFE