Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rodas espera que el Gobierno decrete feriado en Quito el 6 de julio

Mauricio Rodas (centro) en rueda de prensa el martes 23 de junio de 2015. Foto tuiteada por el alcalde.

El alcalde de Quito Mauricio Rodas señaló que hace algunos días envío una comunicación al presidente Rafael Correa, solicitándole a nombre de la ciudad de Quito para que se amplíe el feriado en la capital para el lunes 6 de julio y se sume al 7 de julio durante la visita del papa Francisco a Ecuador.


Publicidad

“Es importante a fin de mantener el orden de la ciudad y garantizar que fluyan de mejor manera los eventos por la visita del papa Francisco”, indicó.

Rodas pidió, además, que el miércoles 8 de julio la jornada laboral pueda iniciar más tarde de lo normal, aquello para efectos de organizar los horarios en que el papa se trasladará hacia Tumbaco y el Quinche. 

“Esto es necesario por cuanto llegarán miles de vehículos de otras ciudades, provincias e incluso de otros países y por las restricciones vehiculares previstas en la ciudad”, dijo Rodas en rueda de prensa ofrecida este 23 de junio.

“En virtud de todas estas razones y para mantener el orden y que todos los aspectos logísticos se desarrollen de  mejor manera, hemos solicitado al Gobierno Nacional que el día 6 de julio también se lo decrete como feriado. Estamos a la espera de una respuesta ante dicha solicitud”, refirió el alcalde.

“No usemos nuestros vehículos particulares cuando el Papa esté en Quito” también fue el pedido de Rodas. 

“Los días de la visita del papa Francisco serán muy especiales, únicos e históricos para nuestra ciudad, por eso pido la colaboración de las quiteñas, quiteños y ciudadanía en general para que el 6 y 7 de julio reduzcamos al máximo el uso y la circulación en vehículos particulares”. Este fue el llamado público que hizo Rodas a la ciudadanía.

Rodas pidió su colaboración para que este maravilloso evento que representa la visita del Sumo Pontífice, sea memorable y cuente con el respaldo ciudadano, a fin que todos los aspectos organizativos funcionen de manera adecuada.

“El 6 y 7 de julio por las diversas actividades que cumplirá el papa Francisco en el Distrito Metropolitano de Quito, es necesario que nos abstengamos de utilizar nuestros vehículos, son apenas dos días en que estamos pidiendo este apoyo ciudadano, debemos hacer un pequeño sacrificio”, reiteró.

Dijo que este es un llamado especial, cariñoso que va a representar una gran ayuda para que la ciudad fluya de mejor forma y esto se sume a los cortes y restricciones vehiculares programadas para esos días. (I)