Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Cómo me arrepiento”, dice Correa respecto del Derecho a la Resistencia

El presidente Correa, el presidente de la Asamblea Constituyente Alberto Acosta, en junio de 2007.

Quito.- El presidente Rafael Correa ha manifestado su arrepentimiento ante el hecho de que la Constitución de Montecristi, que está en vigencia en el Ecuador desde el 2008, consagre el Derecho a la Resistencia. Según relató Correa, la incorporación de dicho derecho en la carta magna fue idea del expresidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta, a quién en virtud de esta idea el primer mandatario calificó como un “niño de sesenta años”.


Publicidad

“Como me arrepiento de haber cedido”, recalcó el presidente, respecto de la idea de Acosta de incorporar el derecho a la resistencia. Sin embargo, la decisión no pudo tomarla él, sino los asambleístas constituyentes que redactaron y votaron por cada artículo de la Constitución en el año 2008, la cual fue aprobada posteriormente en consulta popular. Los asambleístas de Alianza PAIS, que tenían mayoría, se reunían periódicamente con el Presidente Correa.

El derecho a la resistencia está previsto en el art. 98 de la Constitución: “Los individuos y los colectivos podrán ejercer el derecho a la resistencia frente a acciones u omisiones del poder público o de las personas naturales o jurídicas no estatales, que vulneren o puedan vulnerar sus derechos constitucionales, y demandar el reconocimiento de nuevos derechos”.

El derecho de rebelión, derecho de revolución o derecho de resistencia a la opresión es un derecho reconocido a los pueblos frente a gobernantes de origen ilegítimo o que teniendo origen legítimo han devenido en ilegítimos durante su ejercicio, que autoriza la desobediencia civil y el uso de la fuerza con el fin de derrocarlos y reemplazarlos por gobiernos que posean legitimidad. (I)

Video relacionado.