Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Venezuela: Maduro denuncia campaña de bloqueo financiero

CARACAS, Venezuela (AP) — El presidente Nicolás Maduro afirmó el sábado que existe una campaña internacional para desacreditar a su gobierno, particularmente en materia financiera, con el objetivo de bloquear el acceso de Venezuela a fuentes convenientes de financiamiento.


Publicidad

Maduro comentó que su país ha sido frecuente blanco de reportes de prensa e informes de analistas que señalan que Venezuela podría caer en impago debido a que no tendría suficientes recursos para saldar sus compromisos de deuda.

Pero el mandatario argumentó que, por el contrario, este año se canceló un total de 13.500 millones de dólares de la deuda externa, y que el año pasado se abonaron otros 13.000 millones.

En ese sentido, destacó que hace dos semanas Venezuela canceló 5.200 millones de dólares de deuda que mantenía con la banca internacional. “¿Y ustedes saben qué hicieron las casas de riesgo y los bancos internacionales? Subieron el riesgo país”.

“Tenemos peor riesgo país que cinco países que están en guerra en el mundo. ¿Por qué? Porque hay gente como Lorenzo Mendoza“, el presidente ejecutivo de Empresas Polar, la mayor productora de alimentos procesados de Venezuela, “que se la pasa por el mundo haciendo lobby para que el país quiebre o para decir que el país no va a pagar”, dijo Maduro en un acto oficial televisado.

Maduro ha acusado al empresario de obrar con el objetivo de entregar el control del país al Fondo Monetario Internacional.

Esta acusación se derivó de una conversación telefónica transmitida por la televisión estatal hace dos semanas entre Mendoza y el economista de la Universidad de Harvard Ricardo Hausmann, un abierto crítico del gobierno, quien consideró que Venezuela podría necesitar un rescate del FMI de 40.000 millones de dólares para frenar la profunda crisis del país, marcada por una inflación de tres dígitos y la escasez de productos básicos. Se estima que la economía podría terminar el año con una contracción del 10%.

Mendoza, en tanto, sostiene que las acusaciones de conspirar contra el gobierno serían parte de una campaña de acoso permanente de las autoridades contra esa empresa privada.

En respuesta a las acusaciones, Mendoza denunció que sus empresas han “recibido más de 500 inspecciones de organismos y hemos sido sometidos a una feroz campaña de desprecio desde los medios de comunicación del Estado. Ante todos estos ataques, siempre hemos respondido con más trabajo”.

Maduro ha dicho repetidamente que como consecuencia de esa supuesta campaña para desacreditar su gobierno se “crean alarmas” y “sube lo que llaman ‘el riesgo país”’, a la par que sube el precio de lo que debemos pagar por acceder al crédito internacional. Afirma que el país está bajo “una especie de bloqueo financiero”.

Maduro insiste en que el gobierno dispone de suficientes recursos para atender las necesidades del país y sus compromisos de deuda externa.

Los bonos venezolanos se han visto afectados por el descenso de los precios del petróleo, y la percepción negativa del país que tienen algunos inversionistas.

El debilitamiento que han sufrido las reservas líquidas internacionales, también han sido evaluados de manera negativa por los inversionistas.