Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Long espera que la región respalde a Maduro en reunión OEA

QUITO (ECUADOR), 13/06/2016.- El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, informó hoy, lunes 13 de junio de 2016, en la cancillería en Quito (Ecuador), que el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas rechazó los alegatos de los hermanos William y Roberto Isaías, condenados cada uno a ocho años de prisión por "peculado bancario" o malversación de fondos. Los hermanos Isaías alegaban lo que consideraban una vulneración, por parte del Estado ecuatoriano, de derechos estipulados en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. EFE/José Jácome

Quito, (EFE).- El Gobierno ecuatoriano confía en que la región mantenga en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que empieza hoy en Santo Domingo la “firmeza” que mostró hace dos semanas ante la petición de su secretario general, Luis Almagro, de aplicar la Carta Democrática a Venezuela.

Publicidad

“Los países de la región, miembros de la OEA, ya han dado una respuesta contundente. Espero que esa firmeza se la pueda mantener en la Asamblea General”, dijo en un comunicado el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, quien tiene previsto llegar hoy a la capital del país caribeño para participar en la cuadragésimo sexta asamblea general del organismo.

Aunque la situación de Venezuela no forma parte de la agenda oficial del encuentro, el posicionamiento de Almagro ha puesto todos los focos sobre la OEA, que el 23 de junio debatirá en su sede de Washington si prosigue con el proceso gradual de la Carta.

Ese camino podría llevar a gestiones diplomáticas (18 votos de embajadores), a la convocatoria urgente de una reunión de cancilleres (24 votos de embajadores) y, en último lugar, a la suspensión de Venezuela del ente (24 votos de cancilleres).

Long aseguró que Ecuador planteará en la asamblea “una postura progresista, soberana, de defensa de la democracia nacional, regional y global”.

“Vamos a defender, por supuesto, la soberanía de los países ante la arremetida de algunos entes, incluyendo pues, nos tememos, la Secretaría General de la OEA”, afirmó.

También indicó, como ya anunciara hace pocos días, que la delegación que encabeza formulará una propuesta sobre el financiamiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

El Gobierno de Ecuador ha pedido un cambio radical en el modelo de financiación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que forma parte del SIDH de la OEA.

Y es que la CIDH, órgano autónomo de derechos humanos de la OEA, vive la peor crisis financiera de su historia y tendrá que despedir al 40 % de su personal (30 personas) en julio y suspender labores clave si no recibe antes del 15 de junio -último día de la Asamblea- los dos millones de dólares que le faltan este año para cumplir mínimamente con sus funciones.

El Ejecutivo de Quito considera que el modelo de aportes de entidades privadas y Estados que no forman parte de la OEA ha contribuido a la situación de crisis financiera que afronta actualmente dicha comisión.

“La crisis financiera de la CIDH es el resultado de un modelo equivocado, basado en aportes de entes privados y Estados externos al Sistema Interamericano”, expresó Long a principios de este mes.

Aseguró que ese modelo equivocado de financiación “no solo ha sentado las bases de la crisis, sino que ha politizado el tratamiento, defensa y promoción de los derechos humanos en el continente”.

“Debemos cambiar radicalmente el modelo actual, porque esta politización erosiona gravemente el sistema” interamericano, añadió entonces el jefe de la diplomacia ecuatoriana.

Ecuador ha expresado reiteradamente su preocupación por la forma de financiación de la CIDH, según el país andino, “basada en aportes no permanentes, condicionados y direccionados, provenientes de entes privados y Estados externos al Sistema Interamericano”.

El canciller ecuatoriano ha resaltado que Ecuador está cumpliendo puntualmente sus obligaciones con la OEA”, pero considera “que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos está en crisis, no funciona bien” y recuerda los llamados efectuados “en varias instancias a lo largo de los últimos años para una reforma integral”. EFE (I)

Publicidad