Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Abogado insistirá en inocencia de Fernando Villavicencio

El asambleísta Cléver Jiménez y su asesor, Fernando Villavicencio, en una foto de archivo.

Casi tres años lleva el caso del activista político Fernando Villavicencio y del exasambleísta Cléver Jiménez, acusados por la Fiscalía de violar la intimidad del presidente de la República, Rafael Correa, al difundir supuestos correos electrónicos privados.

Publicidad

Ramiro García, abogado de Villavicencio, dijo este jueves al noticiero de Ecuavisa, que durante los 45 días de instrucción fiscal se demostrará que no hubo hackeo a las comunicaciones del mandatario. Agregó que no se han presentado nuevas evidencias que hayan motivado a una instrucción fiscal ni tampoco se ha probado que las acusaciones sean ciertas.

El juez de la Corte Nacional de Justicia, Jorge Blum, rechazó ayer el pedido del fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, para que se dicte orden de prisión contra los procesados y en su lugar se emitió medidas sustitutivas.

Blum negó la solicitud de prisión preventiva; sin embargo, Villavicencio y Jiménez no podrán salir del país y deberán presentarse cada 15 días ante el juez mientras dure la instrucción fiscal.

Lea más: Niegan prisión preventiva contra Cléver Jiménez y Fernando Villavicencio.

García señaló que con la resolución del juez, ahora los acusados podrán defenderse con total libertad. Además, por el tipo de demanda penal por la que están siendo procesados, no tiene una pena mayor a un año, agregó.

De acuerdo a García, ambos (Jiménez y Villavicencio) cumplieron con el mandato constitucional de denunciar actos de corrupción, “lo que ha sido bien estructurado y documentado”.

“Es necesario transparentar el debate, es necesario sacar la mano, no solo de la justicia, sino sacar la mano de la información; suficiente con amedrentar a todo aquel que piensa diferente, suficiente con amedrentar a aquellos medios que pueden ser críticos de la estructura gubernamental”, dijo.

García señaló que una vez más se muestra el doble discurso gubernamental: “por un lado se protege a (Julian) Assange y (Edward) Snowden, bajo el argumento de que es un ejercicio legítimo de libertad de información el divulgar correos, comunicaciones internas públicas, cuando estas son de interés general; y por otro lado, a esto se califica como delito en esta formulación de cargos”, cuestionó. (I)

Publicidad