Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detienen a mayor retirado del Ejército por supuestos actos obscenos a caravana presidencial

Una supuesta falta de respeto a la caravana en la que viajaba el presidente de la República, Rafael Correa, esta mañana, habría sido la causa para que la escolta presidencial detenga al mayor retirado del Ejército José Obando. Santiago Molina

Una supuesta falta de respeto a la caravana en la que viajaba el presidente de la República, Rafael Correa, esta mañana, habría sido la causa para que la escolta presidencial detenga este jueves al mayor retirado del Ejército José Obando.


Publicidad

El hecho habría sucedido aproximadamente a las 08:20 de hoy en la avenida Simón Bolívar, al norte de la ciudad, cuando Obando conducía un vehículo en el que también viajaba el asambleísta electo por la alianza CREO-SUMA, Fausto Cobo. Ambos se dirigían al aeropuerto en Tababela, de donde saldrían hacia Guayaquil, para el cierre de campaña electoral del candidato presidencial Guillermo Lasso.

En su cuenta personal de Twitter, el presidente Correa confirmo la detención del “chofer de Fausto Cobo” por hacer señas obcenas a la caravana presidencial. “Luego se victimizan. Se procederá de acuerdo con la Ley”, escribió.

Óscar Ayerve, abogado de Obando, explicó que la escolta del presidente Correa iba a detener a los dos ocupantes del vehículo, pero al percatarse de la inmunidad que posee Cobo, al ser asambleísta, solo apresaron a Obando. Ayerve asegura que Obando lo que hizo fue hacer un gesto de saludo hacia el presidente.

Al momento, el detenido permanece en el subsuelo de la Fiscalía de Flagrancia, al norte de Quito, donde se le realizan los exámenes médicos respectivo,s antes de la audiencia en la que se determinará la sanción y el hecho que se le imputa.

Milton Castillo, otro de los defensores de Obando, presume que se le imputarán a su cliente cargos por falta de respeto al presidente, lo que a su decir sería una contravención.

Según Castillo, un par de horas duraría el trámite en la Unidad de Flagrancia, y de inmediato se lo llevarían a la Unidad de Contravenciones en el Complejo Judicial Norte para la audiencia respectiva.

Ayerve calificó como un acto torpe la detención, mientras que Castillo dijo que no existe argumento jurídico para la detención que -según indica- fue ordenada directamente por el presidente Rafael Correa. (I)