Ecuador. Lunes 29 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Justicia de Perú decidirá expulsión o extradición de Carlos Pareja a Ecuador

El Poder Judicial de Perú decidirá si el ecuatoriano Carlos “Charlie” Pareja Cordero y su hijo Carlos Pareja Dassum, detenidos hoy en Lima, son expulsados o extraditados para ser investigados por el caso de corrupción en la petrolera estatal Petroecuador, informó hoy el jefe de Interpol en Perú, Martín Parra.

Ni Pareja Cordero ni Pareja Dassum han sido funcionarios de Petroecuador durante este gobierno. La última vez que Pareja Cordero fue funcionario fue hace 29 años, cuando fue Secretario Privado del Presidente León Febres Cordero, ya fallecido.

Parra explicó a la emisora RPP Noticias que la Policía Nacional del Perú (PNP) pondrá a ambos detenidos a disposición de un Juzgado Penal Permanente para que coordine con las autoridades ecuatorianas el modo en que serán entregados los dos Pareja.

Tanto el padre como el hijo fueron detenidos hoy alrededor de las 10.40 hora local (15.40 GMT) cuando caminaban por una de las principales avenidas del distrito limeño de San Isidro, centro financiero de la capital peruana.

Ambos detenidos tienen una orden de expulsión del país por la Superintendencia Nacional de Migraciones de Perú por haber ingresado al país de manera irregular.

Pareja Cordero y Pareja Dassum ingresaron a territorio peruano el 24 de diciembre del pasado año y pasaron a la clandestinidad después de que las autoridades migratorias del aeropuerto Jorge Chávez le impidieran viajar a Estados Unidos por tener revocado su pasaporte y el visado para ingresar en territorio estadounidense.

“Charlie” Pareja Cordero fue tildado en diciembre de “pez gordo” por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en el caso de corrupción en la estatal petrolera Petroecuador, por el que están investigadas más de 80 personas, entre ellas su primo Carlos Pareja Yannuzzelli, aún prófugo. Los abogados de Pareja sostienen que se trata de un intento de desviar la atención acusando de responsabilidad en el escándalo de corrupción a un exfuncionario de otro gobierno, y no a los reales responsables.

  • EFE