Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Moreno dice que la economía está al límite y que la situación es crítica

Quito (Pichincha), 28 de julio 2017.- El Presidente de la República, Lenín Moreno, informó de la situación económica del país y anunció la creación de la proforma presupuestaria para el Estado. Foto: Santiago Armas / Presidencia de la República

El presidente de la República Lenin Moreno ha dicho en cadena nacional que “la sostenibilidad de la economía está al límite” y que anunciará el plan económico de su gobierno en el mes de septiembre. “Heredo un endeudamiento y un grave escenario. Asumo con responsabilidad el compromiso de enfrentarlo. Pero no lo podré hacer solo”, ha resumido.


Publicidad

“Compatriotas, como lo prometí, el día de hoy, 28 de julio, presento la situación económica del país. Todos sabemos, que ésta ha sido extremadamente difícil desde el año 2015. Al no contar con recursos líquidos suficientes, se recurrió a financiamiento externo e interno. Al entrar en una situación económica compleja, las decisiones que se tomaron no fueron debidamente mesuradas y se puso al límite la sostenibilidad de nuestra economía”, ha dicho Moreno.

“Hoy encontramos un país con mayor equidad, con mejor infraestructura, servicios y un creciente talento humano, pero tenemos que pagar por ello. Todos, con corresponsabilidad, porque Ecuador es la casa de todos. Tenemos que mirar hacia delante, y superar la crisis económica en la que nos encontramos ¡Debemos asumir responsabilidades! Todos juntos, ciudadanos, empresarios y Gobierno, vamos a sostener la dolarización, generar trabajo y empleo digno, erradicar la pobreza extrema, reducir la desigualdad, generar equidad y justicia social, e impulsar el desarrollo económico y social”, agregó.

Moreno ha dicho que las causas de la crisis son “la reducción del precio del petróleo y de los bajos precios de las materias primas, así como de la apreciación del dólar sin mencionar los efectos devastadores del terremoto de 2016. Y seguimos en esta situación adversa”. Ha situado la deuda pública (incluyendo la deuda a los gobiernos locales) en “un monto agregado de USD 41.893 millones”.

Sin embargo ha reconocido que “existen otros pasivos del Estado como operaciones de corto plazo, pasivos de empresas petroleras, ventas anticipadas de hidrocarburos que, entre otras, suman un monto aproximado de USD 8.000 millones adicionales. Además, registramos contingentes que hoy no son deuda, pero que podrían transformarse en obligaciones de pago, que suman USD 4.367 millones. También incluye la solicitud de la Contraloría General del Estado sobre el registro de obligaciones con el IESS, por USD 2.528 millones. A esto debemos añadir las obligaciones por pagar en incentivos a la jubilación, que ascienden a alrededor de USD 1.000 millones”.

Aunque no mencionó la cifra, el total de obligaciones de deuda pública asciende a 57.888 dólares.

La situación es crítica. Necesitamos mejorar las condiciones de financiamiento, generar mayores ingresos, aumentar nuestras exportaciones, el ingreso de dólares a la economía y fomentar la inversión privada”, dijo.

Medidas contra la crisis

En consecuencia ha dispuesto, según dijo, la ejecución de las siguientes medidas:

“1. Dinamizar el sector de la construcción, con un proyecto de fomento y facilitación, y la revisión de la llamada “Ley de la Plusvalía”, sin renunciar a la lucha contra la especulación del suelo.

2. Incentivar la inversión y el ingreso de divisas, con un proyecto de ley, que permita la repatriación de capitales de quienes los tienen en el exterior.

3. Impulsar el uso del dinero electrónico, en coordinación con el sistema financiero nacional.

4. Establecer medidas de austeridad del gasto público y optimización del uso de los recursos del Estado, principalmente en contrataciones de personal, consultorías, publicidad, vehículos, viajes, entre otros.

5. Priorizar la inversión pública, hacia lo estrictamente necesario, para el cumplimiento de las metas y objetivos nacionales de desarrollo.”

Como lo dije anteriormente, en el mes de septiembre anunciaremos al país el programa económico completo que nos regirá los próximos años, cumpliendo con los plazos que establece la ley.

Proforma presupuestaria

Moreno ha informado que la Proforma Presupuestaria del el año 2017 asciende a USD 36.818 millones, “que representan un crecimiento del 2% respecto del presupuesto codificado del año anterior. Esto corresponde a lo indispensable para el funcionamiento de los servicios públicos”, según alegó. Ha presupuestado el precio del barril de petróleo en USD 41,69 por barril, y estiman exportaciones por 136,6 millones de barriles. La importación de derivados se calcula en –aproximadamente- 45,2 millones de barriles.

Al día viernes, el precio del barril del petróleo WTI, que sirve de referencia al ecuatoriano, era de 49 dólares el barril. Normalmente el petróleo ecuatoriano tiene un descuento que fluctúa alrededor de 10 dólares.

Moreno estima que el Producto Interno Bruto crecerá en 0,7%. Según el Fondo Monetario Internacional, que difundió sus previsiones la semana pasada, el PIB del Ecuador decrecerá en 1.6%. Y se calcula que para el próximo año, de continuar la tendencia, seguirá decreciendo en 0.6%.

Moreno enumeró los ingresos más relevantes que se esperan para 2017.

· por Impuestos, se espera recaudar USD 14.760 millones
· por Tasas y Contribuciones: USD 1.609 millones
· por Transferencias desde las empresas públicas y el Banco Central: USD 3.322 millones
· por Transferencias y Donaciones de Capital e Inversiones: USD 3.241 millones, y
· por Financiamiento Público: USD 11.670 millones_

Dijo que las prioridades de gasto son:

· Educación con USD 5.198 millones
· Salud con USD 2.779 millones
· Vivienda con USD 1.157 millones
· Bienestar Social con USD 1.048 millones y
· Seguridad, Riesgos y Defensa con USD 3.453 millones

Calculó el déficit fiscal en USD 4.700 millones, reduciéndose en USD 1.000 millones con relación al año anterior. Y dijo que la meta del país es que hasta el 2021 el déficit del Sector Público No Financiero, disminuya del 7,6% del PIB.

“Nuestro programa económico fomentará el trabajo, la producción, y el bienestar de todos los ecuatorianos, especialmente de quienes más lo necesitan. Cada crisis es una oportunidad. Lo sé por experiencia propia y ustedes me conocen. Con serenidad y optimismo, lograremos que esta adversidad nos impulse más”, concluyó.