Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cae abundante ceniza en poblaciones cercanas al Tungurahua

El volcán Tungurahua continúa con su actividad y este lunes se reportaron abundantes caídas de cenizas en poblaciones cercanas, informó el Instituto Geofísico de la Universidad Politécnica Nacional.


Publicidad

“Desde la mañana de hoy se ha observado una columna de emisión con moderada a alta carga de ceniza que alcanza 1 km sobre la cumbre del volcán y se dirige hacia el norte y nor-este”, detalló el Instituto Geofísico en un comunicado.

La ceniza afectó, entre otras, a la población de Baños, uno de los centros turísticos del país y a donde precisamente curiosos llegan atraídos por la actividad del Tungurahua.

Esta población amaneció hoy con sus calles grises por la capa de ceniza que cubría las vías, por lo que los habitantes de la localidad decidieron limpiar las vías con escobas ayudados, además, de maquinaria municipal.

Felipe Martínez, un turista español que llegó hoy a esta localidad, informó que “hay cenizas por todas partes”, por lo que “la mayoría de los habitantes van con mascarilla”.

“Es como cuando estás cerca de una obra de construcción que hay mucho polvo” en el aire, indicó.

Además, se reportó una abundante caída de ceniza en la localidad de Runtún.

Desde esta madrugada en el Tungurahua hay una “generación de bramidos esporádicos de intensidad moderada a baja”, mientras que se mantiene una actividad sísmica con constante tremor (temblor constante y pequeño) intercalado con esporádicas explosiones.

El Tungurahua, situado a 135 kilómetros de Quito, retomó su actividad el domingo 27 de noviembre, cuando registró cuatro sismos de origen vulcano-tectónico seguidos por dos explosiones pequeñas y tres grandes, por lo que el Gobierno ecuatoriano activó la alerta naranja, la segunda máxima después de la roja.

El Tungurahua, de 5.016 metros de altitud, inició su actual proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha intercalado periodos de gran actividad con lapsos de relativa calma. EFE