Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cientos de mujeres desfilan en una marcha de las putas, en Quito

QUITO 20 DE ABRIL 2013. Marcha de las Putas. FOTOS API / JUAN CEVALLOS.

Quito, 21 abr.- Cientos de mujeres ecuatorianas desfilaron anoche por varias calles de Quito para condenar la violencia de género, el machismo y el “femicidio” en la denominada “Marcha de las putas”, la segunda que se realiza en el país.


Publicidad

“No, es no” fue la consigna que corearon las mujeres durante la marcha en la que denunciaron los abusos que sufren por “la cultura machista” arraigada en el país.

Según varios colectivos feministas, seis de cada diez mujeres sufren algún tipo de maltrato en Ecuador, país en el que, aseguran, existe una de las tasas de “femicidios” (asesinatos de mujeres por cuestiones de género) más altas de la región.

Este tipo de manifestaciones, en la que no sólo participan colectivos femeninos, sino de gais, lesbianas, bisexuales y transexuales (Glbti), también se repite en otros países, comentó a Efe Gloria, una de las activistas.

“Es una lucha reivindicativa y de apropiación del término puta, que no tiene un término sinónimo para los hombres”, añadió y dijo que es el Estado el que tiene que poner “un basta a este tipo de violencia contra lo femenino”.

La marcha recorrió varias calles de la zona comercial de Quito, La Mariscal, donde abundan locales de diversión nocturna y es el sitio de reunión de jóvenes.

En ese lugar se instaló una tarima para la presentación de grupos musicales y artísticos, ante la mirada de cientos de curiosos, sorprendidos por el mensaje de las manifestantes.

La movilización dice ser “una toma de conciencia sobre la violencia contra las mujeres que se traduce en violaciones, asesinatos, atropellos que a diario se dan en una sociedad patriarcal que se niega a ver esta realidad”, según una de las participantes.

Otra activista comentó a Efe que llegó a Quito desde su natal Cuenca, en el sur del país, para participar en la manifestación y recordar que “la violencia de género se reproduce en todos los ámbitos de la sociedad”.

“No, es no. Se debería respetar la propiedad del cuerpo de la mujer y no por la forma como nos vistamos o por nuestra forma de ser nos pueden estigmatizar”, añadió.

* Con reportes de EFE

Video relacionado

http://www.youtube.com/watch?v=0wZJDtUSg-M